Unas 60 familias son las beneficiarias de esta iniciativa y se trata de la comunidad Aché Kuetuvy – Koetî, perteneciente al Pueblo Aché, ubicada en el distrito de Ybypytâ en el Departamento de Canindeyú.

Un paquete de exportación que supera las 15 toneladas es lo que prepara la comunidad Indígena Kuetuvy del Departamento de Canindeyú. Anunciaron que este año, una vez que culminen las obras y se ponga en marcha el secadero industrial construido con apoyo del Ministerio de Agricultura y Ganadería, se realizará la exportación.

60 familias beneficiarias

La comunidad Aché Kuetuvy – Koetî es una comunidad indígena perteneciente al Pueblo Aché, ubicada en el distrito de Ybypytâ en el Departamento de Canindeyú, compuesta por 60 familias asentadas en la finca 470 con una propiedad de 4.700 hectáreas. Destacaron que el Proyecto de Desarrollo Rural Sostenible PRODERS es una iniciativa del gobierno Nacional..

Desde el año 2007 trabajan en programas de desarrollo Social y ambiental, con instituciones del estado y empresas privadas con quienes han mejorado sustancialmente la producción de yerba mate. La producción data de la implementación de un programa de especies nativas bajo sombra con el criterio del cuidado del bosque.

Certificación internacional

Actualmente cuentan con 48 hectáreas de Yerba Mate con certificación internacional de las Normas Orgánicas para el mercado de los Estados Unidos y Canadá, además de la certificación de Comercio Justo. Con estas dos normas aplicadas y vigentes nos permite exportar nuestra producción al mercado de Estados Unidos.

Poseen un contrato con la Empresa Guayakí SRP, empresa de los Estados Unidos de Norte América, www.guayaki.com y ello fue posible gracias al esfuerzo de todos sus integrantes. En el año 2018, fueron beneficiados por el estado paraguayo a través de fondos aplicados por el Proyecto PRODERS con el apoyo del Banco Mundial. Se dio prioridad a la instalación de una industria para procesar la producción y de esta manera mantener la calidad del producto para la exportación tras una inversión de 96.000 Dólares.

Ajustar cuestiones eléctricas

El secadero está actualmente en su etapa de construcción final pero la energía eléctrica para motorizar la procesadora no es acorde con el equipamiento. El sistema funciona con motores trifásicos y la energía que llega a la comunidad es del sistema monofásico.

Es por eso que ya se ha iniciado una gestión con el pedido ante la entidad Binacional Itaipu y ANDE para la extensión de la línea apropiada que permitirá regular todo en base a la tensión necesaria, aunque los trámites burocráticos hacen muy lento el avance de esta. Pero en líneas generales se aguarda una respuesta favorable con un plazo y condiciones para el inicio de esta fase del trabajo.

En total se destaca que la producción abarca una superficie de 60 hectáreas bajo monte y la proyección establece que en 5 años se podrán exportar 300 toneladas de hojas verdes; una cantidad 5 veces superior a la actual. Así también, se resalta que esta es la única comunidad indígena del país que posee un sello de exportación a los EE.UU. con carácter internacional orgánico y de comercio justo.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar