La Agencia Financiera de Desarrollo (AFD) logró una calificación muy buena de Ba1 por parte de la calificadora internacional Moody’s, y BB por la Standard & Poor’s. Son las primeras otorgadas por las agencias internacionales a una entidad financiera pública de Paraguay.

Esta tarde en conferencia de prensa el ministro de Hacienda, Benigno López, informó sobre las calificaciones obtenidas por la AFD, que corresponden a una calificación crediticia de emisor de largo plazo en escala global. Las mismas posibilitan a la AFD realizar emisiones de Bonos Internacionales con el mismo riesgo para los inversionistas que las de la República del Paraguay y en condiciones similares de tasas y plazos.

Las calificaciones se encuentran a un escalón del grado de Inversión en el caso de Moody’s, con Ba1 (equivalente a BB+), y a dos escalones en el caso de S&P, con BB. Para Moody’s, la calificación otorgada refleja su muy sólida calidad de activos y sus altos niveles de capitalización, contrarrestados por sus niveles relativamente bajos de rentabilidad frente a sus pares bancarios y su gran dependencia del financiamiento del mercado.

En tanto que para la Standard & Poor’s, la AFD tiene buena estabilidad de negocio debido a su importante rol como el único Banco de Desarrollo del Paraguay. También cuenta con una base sólida de capital y una administración de riesgos adecuada.

El ministro destacó que este es un logro muy importante alcanzado y constituye un avance clave en la construcción de una institucionalidad en la AFD.

En tanto que el presidente de la AFD, José Maciel, destacó que las calificaciones otorgadas por Moody’s y la Standard & Poor’s son en sí el logro máximo al que podría haber llegado la AFD, ya que el techo es la República del Paraguay.

Cabe destacar que las calificaciones fueron un requisito fundamental para el país, que posibilitaron que el Ministerio de Hacienda realizara con éxito las emisiones de Bonos Soberanos en los mercados internacionales a 10 y 30 años de plazo.

Sobre los bonos internacionales

La emisión de Bonos Internacionales en condiciones favorables en el futuro permitirá a la AFD obtener recursos en dólares, a costos competitivos, para cumplir con su objetivo de complementar la estructura de fondeo a largo plazo de los bancos y otros intermediarios financieros locales con los que opera, para el otorgamiento de préstamos a sectores como el de pequeñas y medianas empresas, infraestructura, viviendas, educación, entre otros, que reciben apoyo de la AFD.