El Banco Mundial presentó este jueves en Asunción el Informe Mundial de Desarrollo 2018: Aprender para hacer la promesa de la educación.

El trabajo recoge recomendaciones y experiencias concretas sobre cómo llevar a cabo reformas para que los sistemas educativos garanticen la provisión de habilidades fundamentales para todos.

La presentación estuvo a cargo de Halsey Rogers, Economista Principal del Banco Mundial y Co-Director del Informe y de Rafael de Hoyos, Economista Principal del Banco Mundial y Co-Autor del reporte. Los investigadores María de la Paz Peña y Robert Cano fueron comentaristas locales del informe.

Posterior a la presentación, se desarrolló un panel debate sobre el futuro de la educación en Paraguay. Fueron panelistas Jaime Saavedra, director principal de Educación del Banco Mundial; Lea Giménez, ministra de Hacienda y María del Carmen Giménez, viceministra de Educación.

“Crisis en el aprendizaje en el nivel mundial”

En el informe sobre el desarrollo mundial 2018 se sostiene que, sin aprendizaje, la educación no podrá ser el factor determinante para poner fin a la pobre extrema, generar oportunidades y promover la prosperidad compartida.

Incluso después de asistir a la escuela durante varios años, millones de niños no saben leer, escribir ni hacer operaciones matemáticas básicas, dice el reporte. Añade que la crisis del aprendizaje está ampliando las brechas sociales.

“Los estudiantes jóvenes que ya se encuentran en una situación desventajosa debido a la pobreza, a conflictos, a cuestiones de género o a discapacidades, llegan a la primera adultez sin contar siquiera con las competencias más básicas para desenvolverse en la vida”, expresa el texto.

Finalmente, se recomienda medidas de políticas concretas para ayudar a los países en desarrollo a resolver la crisis grave del aprendizaje: realizar evaluaciones más eficaces de la situación, utilizar evidencia sobre lo que funciona y lo que no funciona para orientar la toma de decisiones relativas a la educación.