• Italia. AFP.

El G7, grupo de las prin­cipales potencias occidentales, denun­ció ayer sábado el apoyo de Irán y China a la guerra de Rusia en Ucrania, coinci­diendo con el segundo aniver­sario del inicio de la invasión de la exrepública soviética por las tropas de Moscú. “Pedimos a Irán que deje de apoyar al ejército ruso”, declararon en un comuni­cado conjunto los líderes de Estados Unidos, Japón, Ale­mania, Francia, Reino Unido, Italia y Canadá, expresando además su “preocupación por las transferencias a Rusia, por parte de empresas chi­nas (...), de componentes para armas y equipamiento para producción militar”.

Corea del Norte también fue blanco de las críticas del G7, que condenó “enérgicamente las exportaciones norcorea­nas y el suministro de misi­les balísticos norcoreanos a Rusia” y pidió el “cese inme­diato de tales actividades”. Durante la reunión virtual, presidida por Italia y cen­trada en Ucrania, las poten­cias occidentales tenían pre­visto examinar una nueva tanda de sanciones a Moscú.

“Seguiremos haciendo aumentar el precio de la gue­rra para Rusia, reduciendo sus fuentes de ingresos e impi­diendo sus esfuerzos por cons­truir su maquinaria bélica, como demuestran los paque­tes de sanciones que adopta­mos recientemente”, afirmó el grupo en el comunicado.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Por otra parte, el presi­dente ucraniano, Volodimir Zelenski, participó en la cum­bre e instó a las potencias alia­das a entregar “a tiempo” la ayuda militar que Kiev nece­sita para hacer frente a la ofensiva de Moscú.

Ucrania se ha visto debili­tada en ese aspecto por el bloqueo de la ayuda estadou­nidense de 60.000 millones de dólares debido a pugnas entre demócratas y repu­blicanos en el Congreso de Washington. Por su parte, el G7 llamó “a la aprobación de ayuda adicional para cubrir las necesidades presupuesta­rias restantes de Ucrania en 2024″, sin mencionar explí­citamente el bloqueo en Esta­dos Unidos.

Dejanos tu comentario