Ciudad del Vaticano. AFP

“El papa no tiene fiebre y continúa con la terapia adecuada”, precisó la Santa Sede en un comunicado. El pontífice argentino, de 86 años, renunciará sin embargo a presidir el Ángelus desde la ventana del palacio apostólico de la plaza de San Pedro, en Roma, para “evitar exponerse a los cambios de temperatura”.

Al igual que el domingo pasado, rezará el Ángelus desde su residencia privada.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

La oración será retransmitida en pantallas colocadas en la plaza San Pedro, según el Vaticano. El papa presidió el miércoles su audiencia semanal con dificultades para respirar y con cansancio, y pidió a un asistente que leyera el texto en su lugar.

Francisco, que en su juventud fue sometido a una ablación parcial de un pulmón, se vio obligado a anular su esperada visita a Dubái para participar en la conferencia de Naciones Unidas sobre el clima.

El número dos del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado, viajó a Dubái en lugar del papa y leyó ayer sábado su discurso, en el que pidió a los participantes de la COP un “punto de inflexión” para acelerar la transición ecológica.

Etiquetas: #Papa Francisco

Dejanos tu comentario