• Atlanta, Estados Unidos. AFP.

La fiscalía de Atlanta (Geor­gia) acusó al rapero Young Thug de ser el “líder procla­mado” de una pandilla que “se movía como una manada” para cometer delitos, en el primer día del juicio contra el popular artista estadou­nidense.

La polémica y los contratiem­pos han perseguido este largo juicio por presunta conspi­ración criminal desde que comenzó la selección del jurado en enero, en parti­cular, por la inclusión de las letras de sus canciones como evidencia de crimen. El estado de Georgia sos­tiene que el sello discográ­fico de Young Thug, YSL, es una fachada de una banda cri­minal, argumentando que los acusados pertenecen a una rama de la pandilla callejera “Bloods”, identificada como Young Slime Life –o YSL–.

“Las pruebas demostrarán que YSL cumple todos los requisitos para ser una pan­dilla callejera criminal”, dijo la fiscal del condado de Ful­ton, Adriane Love, al presen­tar la acusación del Gobierno, que comenzó citando “la ley de la selva”, de Rudyard Kipling. Love habló de las letras de las canciones: “No perseguimos la letra para resolver el asesinato, perse­guimos el asesinato y encon­tramos la letra”, dijo.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Dejanos tu comentario