• Kiev, Ucrania. AFP.

La capital de Ucrania, Kiev, fue blanco la madrugada del sábado del mayor ataque ruso con drones desde el comienzo de la invasión, en febrero de 2022, que dejó cinco heridos y dece­nas de edificios sin electrici­dad.

El bombardeo se produce el día de la conmemoración en Ucrania del Holodomor, la gran hambruna de la década de los años 1930, durante la era soviética, un “genoci­dio” orquestado, según Kiev, por Joseph Stalin y que pro­vocó la muerte de millones de ucranianos. El sábado por la mañana la fuerza aérea de Ucrania afirmó haber derri­bado 71 drones de ataque Sha­hed de fabricación iraní lan­zados durante la noche por Rusia. “La mayoría de ellos fueron destruidos en la región de Kiev”, afirmó.

Cinco personas, incluido un niño de 11 años, resultaron heridas, dijeron las autorida­des locales, asegurando que fue el “ataque más masivo desde el comienzo de la inva­sión” de Ucrania. La alerta aérea en la capital duró seis horas y la caída de escombros de drones provocó incen­dios y daños en varios edifi­cios, agregó el alcalde de Kiev, Vitali Klitschko. “El enemigo sigue sembrando el terror”, lamentó.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

El ataque también provocó cortes de energía a gran escala en la capital tras la ruptura de “una línea de alimentación eléctrica”, según el Ministe­rio de Energía del país, donde hay temperaturas bajo cero.

Periodistas de la AFP vieron a residentes limpiando crista­les en el distrito Dniprovsky, donde también se veían ambu­lancias. Viktor Vassylenko, un residente de 38 años, dijo que trató de calmar a su hija pequeña toda la noche durante el ataque, presa de “pánico y náuseas”.

“Mi mujer pensó que la casa se vendría abajo por la mitad”, añadió. A medida que se acerca el invierno, Kiev teme una nueva campaña masiva de bombardeos rusos contra sus infraestructuras energéti­cas, una situación similar a la del invierno de 2022, cuando millones de personas se vie­ron privadas de electricidad en medio de una ola de frío.

Dejanos tu comentario