• Ciudad del Vaticano. AFP.

El papa Francisco pidió ayer el fin del con­flicto entre Hamás e Israel, expresó su temor de que la guerra pueda escalar e instó a que se permita la entrada de más ayuda huma­nitaria a la Franja de Gaza. “La guerra, toda guerra, es siempre una derrota, una destrucción de la fraternidad humana, hermanos ¡detén­ganse! ¡deténganse!”, afirmó el papa argentino ante los fie­les congregados en la Plaza de San Pedro para la plegaria del Ángelus.

El pontífice de 86 años reiteró su pedido para que se permita la entrada de ayuda humani­taria en Gaza y para la libe­ración de los rehenes captu­rados desde el 7 de octubre cuando comandos del grupo islamista palestino Hamás irrumpieron en territo­rio israelí y dejaron más de 1.400 muertos, en su mayo­ría civiles.

El conflicto bélico ya ha generado miles de desplazados.FOTO:AFP

Además, el papa habló este domingo por teléfono durante unos 20 minutos con el pre­sidente estadounidense Joe Biden, sobre “las situaciones de conflicto en el mundo y la necesidad de identificar los caminos para la paz”, según el Vaticano.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Los incesantes bombardeos en represalia lanzados por Israel contra Gaza, un terri­torio gobernado por Hamás, dejaron al menos 4.651 víc­timas fatales, en su mayoría civiles, según las autorida­des de salud del movimiento islamista, y han reducido a escombros barrios enteros de este sobrepoblado enclave.

La Franja de Gaza está bajo asedio de Israel, sin agua, luz y sin comida, por lo que la población depende de la ayuda humanitaria. Dos rehe­nes estadounidenses, una madre y su hija, fueron libe­radas el viernes, pero cerca de 200 personas apresadas por Hamás en su ofensiva siguen cautivas.

Dejanos tu comentario