Detroit, Estados Unidos. AFP.

La batalla entre el presidente Joe Biden y el exmandatario Donald Trump por el voto obrero y del electorado popular blanco será dura, como muestran sus desplazamientos a Michigan, cuna del automóvil en Estados Unidos y epicentro de un movimiento de huelga en el sector.

“Comprar un auto nuevo sería la mitad de mi salario anual”, asegura Curtis Cranford, obrero de 66 años que le dio un apretón de manos a Biden cuando se unió brevemente el martes a un piquete de huelguistas delante de una fábrica de General Motors en Belleville, en los suburbios de Detroit. Le agradece a Biden que haya viajado hasta allí, pero a causa de la transición energética que “costará empleos”, y sobre todo debido a las posiciones de los demócratas sobre el aborto y la inmigración, “votará probablemente a los republicanos” en las presidenciales del próximo año. Eso quiere decir, potencialmente, por Trump, el gran favorito de las primarias del Partido Republicano.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Trump no participará del debate de aspirantes a la nominación opositora, y visitará el jueves una pequeña fábrica en Detroit, que no está en el circuito del sindicato de trabajadores del sector automotor UAW, actualmente en huelga por mejoras salariales contra los “tres grandes” fabricantes estadounidenses: General Motors, Ford y Stellantis.

Biden y Trump buscan “seducir al electorado obrero, en particular blanco”, que será decisivo el año próximo, analiza Jefferson Cowie, profesor de la Universidad de Vanderbilt en una entrevista con la radio pública NPR.

“¿Serán seducidos por la retórica habitual de Trump, en particular en torno a la raza y el nacionalismo? ¿O veremos un movimiento más volcado hacia (...) la visión un poco cercana a Roosevelt de Biden? Es realmente la cuestión central”, resume el académico.

Biden, que apuesta fuertemente al apoyo de los sindicatos, y que cada vez que puede defiende sus medidas a favor de la clase media, es el primer presidente estadounidense que se unió a un piquete de huelguistas.


Dejanos tu comentario