Nueva York, Estados Unidos. AFP.

La búsqueda del criminal brasileño Danelo Cavalcante, fugado de una prisión hace 13 días donde cumplía condena por homicidio, se intensificó después del robo de un rifle en una vivienda cerca de Filadelfia, donde algunas escuelas permanecen cerradas por la “peligrosidad” del fugitivo, según la Policía.

El teniente coronel de la Policía del estado de Pensilvania, George Bivens, informó que el brasileño, de 34 años, se introdujo el lunes por la noche en una vivienda de South Coventry, a unos 50 km al noroeste de Filadelfia, y robó un “rifle 22 que se encontraba en el garaje”.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Según el policía, el propietario, sorprendido por el ladrón, le disparó en su huida, aparentemente sin herirlo.

El rifle robado cuenta “con mira telescópica y una lámpara”, dijo el oficial de la Policía, que está en la mira de una población aterrada ante su incapacidad para atrapar al fugitivo, que ha sido visto en varios puntos de la región desde su cinematográfica huida de la cárcel del condado de Chester, en Pensilvania (noreste), el 31 de agosto.

“Cavalcante está armado y es extremamente peligroso”, advirtió la Policía, que pidió también a los habitantes de la zona que cierren las puertas de sus viviendas y de sus vehículos y “permanezcan en el interior”. Varias escuelas permanecían cerradas este martes en la zona donde ha sido visto el brasileño. Las fuerzas del orden instalaron barricadas en carreteras y controlaban la circulación de autos, además de desplegar vehículos blindados y equipos de intervención rápida (SWAT), como comprobó un fotógrafo de la AFP.

“Cacería humana”

La madre de Cavalcante, que vive en una zona rural de Brasil, dijo al New York Times que no le sorprendía que fuera capaz de escabullirse de las autoridades, como hizo en Brasil tras presuntamente matar a un hombre. “Su formación fue su sufrimiento”, declaró Iracema Cavalcante al periódico, relatando la educación rural y pobre de su hijo.

También se mostró desesperada ante la posibilidad de que se enfrentara a una cadena perpetua en Estados Unidos, al asegurar que “es mejor morir pronto”. Becki Patterson, director ejecutivo de la granja Lundale, una explotación agrícola de esa zona, contó por teléfono a la AFP que helicópteros y policías registran toda el área.

“Es una cacería humana. Es realmente lo que está pasando. Solo gente (fuerzas policiales) caminando por nuestra propiedad”, una zona boscosa de arroyos y puentes y rincones de todo tipo, explicó. Cavalcante, un hombre menudo de 1,50 metros y 54 kilos según el aviso de “Se busca”, fue condenado a mediados de agosto a cadena perpetua por el homicidio de su expareja en presencia del hijo de la víctima. El crimen fue con arma blanca durante una discusión en abril de 2021.

Policía en la mira

El domingo, la policía anunció que el fugitivo había cambiado de aspecto: se había afeitado la barba y el bigote con los que aparecía en la foto de búsqueda difundida inicialmente. Las autoridades publicaron cuatro fotos captadas con cámaras de seguridad del supuesto fugitivo bajo el porche de una vivienda. En algunas aparece con un suéter claro con la capucha sobre la cabeza.

Desde su fuga, Cavalcante ha sido registrado en varias ocasiones por cámaras de seguridad, pero hasta ahora se ha podido evadir del fuerte dispositivo policial, apoyado por el FBI y los US Marshals, especializados en la búsqueda de fugitivos. Cavalcante había robado una camioneta blanca que fue encontrada el domingo, aparentemente porque se le acabó el combustible.

Según la policía, pidió ayuda a dos conocidos que avisaron a las autoridades. Su hermana, en situación irregular en el país, fue detenida. Su fuga de la cárcel, grabada por una cámara de la prisión difundida por las autoridades, es tan espectacular como embarazosa para los responsables de la prisión.

En el video se puede ver al preso, vestido con una camiseta blanca, pantalón azul y zapatillas blancas, esconderse detrás de un muro del patio y después trepar ágilmente entre dos muros paralelos para desaparecer por el techo. Según la policía, es buscado por el homicidio en Brasil, de donde huyó para llegar primero a Puerto Rico y obtener documentos falsos y luego dirigirse al noreste de Estados Unidos, según el diario Philadelphia Inquirer.


Dejanos tu comentario