Rusia. AFP.

El ministro de Defensa ruso Serguéi Shoigu y el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, abordaron ayer por teléfono la seguridad en la central nuclear de Zaporiyia (sur de Ucrania), controlada por fuerzas rusas y objetivo de ataques.

“Serguéi Shoigu llevó a cabo negociaciones telefónicas con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, respecto a las condiciones para un seguro funcionamiento de la central nuclear de Zaporiyia”, afirmó el Ministerio ruso de Defensa en un comunicado.

Rusia y Ucrania se acusan desde hace diez días de estar detrás de bombardeos contra el recinto de la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa. El gobierno ucraniano afirma que el Kremlin instaló allí soldados y almacenes de armas, por lo que el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, considera que Rusia está haciendo “chantaje” nuclear a su país y a todo el mundo libre.

El jueves se celebró una reunión de emergencia en el Consejo de Seguridad de la ONU, ante la “grave” crisis en marcha. El jefe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), el argentino Rafael Grossi, pidió ante el Consejo de Seguridad el ingreso de un equipo de expertos de la OIEA “lo antes posible” para evaluar la situación de la central.

La visita debe ser coordinada tanto con Rusia como con Ucrania, reconoció Grossi, quien está dispuesto a liderarla personalmente. Grossi afirmó que esta misión pretende “evaluar” el daño físico sufrido en las instalaciones, “determinar” si los sistemas de seguridad y protección están funcionando, así como las condiciones de trabajo del personal, lo que permitirá poner en marcha “salvaguardas urgentes” para verificar el estado de los reactores y los inventarios de material nuclear.

Dejanos tu comentario