Estados Unidos. AFP.

La NASA detalló ayer cómo traerá de regreso a la Tierra alrededor de 30 muestras de roca marciana en el 2033, un plan que ahora incluye el envío de dos nuevos helicópteros al planeta rojo. El rover Perseverance, que aterrizó en Marte hace un año y medio, ya ha recogido 11 muestras de rocas.

Pero traerlas de vuelta a la Tierra para poder estudiarlas en profundidad en busca de rastros de vida antigua resulta ser una misión compleja, que requiere múltiples pasos. Hasta ahora, la NASA tenía previsto enviar otro rover a Marte, que recogería las muestras recogidas por Perseverance para llevarlas a un módulo de aterrizaje. Sobre este módulo habría, a su vez, un minicohete listo para poner las muestras en la órbita del planeta rojo en el 2031.

Pero la NASA decidió que el segundo rover no existirá. En su lugar, el propio Perseverance, que ha mostrado buen desempeño, se acercará al cohete, llamado Mars Ascent Vehicle. Las muestras se recuperarán del Perseverance utilizando un brazo robótico construido por la Agencia Espacial Europea (ESA) e integrado en el módulo de aterrizaje, como se planeó previamente.

Dejanos tu comentario