Unas 800 familias de Corea del Norte se ven afectadas por lo que el gobierno ha llamado solo una “epidemia entérica aguda”, según informó ayer la cadena CNN. Estas personas recibieron ayuda en la provincia de Hwanghae del Sur, a unos 120 kilómetros al sur de la capital, Pyongyang. “Entérico se refiere al tracto gastrointestinal y los funcionarios de Corea del Sur dicen que puede ser cólera o fiebre tifoidea. El nuevo brote, informado por primera vez el jueves pasado, ejerce una mayor presión sobre el país aislado mientras lucha contra la escasez crónica de alimentos y una ola de infecciones por covid-19″, señala el material informativo. Ayer, la agencia estatal de noticias KCNA detalló los esfuerzos de prevención, que incluyen cuarentenas, “detección intensiva para todos los residentes” y tratamiento y monitoreo especiales de personas vulnerables como niños y ancianos, agregó CNN.

La cadena estatal de noticias coreana KCNA señaló que un “equipo de tratamiento y diagnóstico rápido” estaba trabajando con los funcionarios de salud locales y se estaban tomando medidas para garantizar que la agricultura no se interrumpa en el área agrícola clave.

Ayer se estaban realizando trabajos de desinfección, incluso de aguas residuales y otros desechos, para garantizar la seguridad del agua potable y domiciliaria, según el informe. Según CNN, el periódico estatal Rodong Sinmun dijo este viernes que los medicamentos preparados por el líder norcoreano Kim Jong Un y otros, incluida su hermana, se entregarán a familias en la provincia de Hwanghae del Sur.

Dejanos tu comentario