Seúl, Corea del Sur. AFP.

Corea del Norte informó ayer sábado de 21 muertes y casi 175.000 nuevos enfermos por “fiebre” en medio del primer brote de covid-19 en el país, donde se ha ordenado un confinamiento nacional ante la expansión “explo­siva” del virus.

De acuerdo con la agencia oficial KCNA, el viernes se registraron 174.440 nuevos casos de fiebre, 81.430 perso­nas curadas y 21 decesos. Este medio no especifica cuántas víctimas habían dado posi­tivo al coronavirus.

Los expertos atribuyen esta indefinición a la escasa capa­cidad de testeo de Corea del Norte, que reconoció esta semana sus primeros casos de coronavirus desde el ini­cio de la pandemia. Desen­cadenado a finales de abril, el brote se ha expandido de forma “explosiva”, con más de medio millón de personas afectadas de fiebre y casi una treintena de fallecidos.

“El número total de perso­nas enfermas en todo el país era de 524.440, de las que 234.630 se habían recupe­rado plenamente y 288.810 estaban recibiendo trata­miento. El número de muer­tes hasta ahora es de 27″, indicó la agencia KCNA.

“No sería exagerado conside­rar todos estos casos de fiebre como covid-19 dada la poca capacidad de diagnóstico” del país, dijo el analista Cheong Seong-chang del Instituto Sejong de Corea del Sur. “El número real de casos de covid puede ser más elevado que los casos de fiebre debido a los muchos casos asintomá­ticos”, advirtió.

“GRANDES TURBULENCIAS”

Con sus 25 millones de habi­tantes sin vacunar y un sis­tema sanitario tambaleante, el poder norcoreano ordenó medidas de confinamiento por todo el país para tratar de contener el brote epidé­mico. Su líder Kim Jong Un dijo el viernes que “la mayor prioridad es bloquear la pro­pagación del virus cerrando zonas activamente y ais­lando y tratando a las per­sonas con fiebre de manera responsable”.

Dejanos tu comentario