Washington, Estados Unidos. AFP.

Colin Powell, un héroe de guerra de Estados Unidos y el primer secretario de Estado negro, quien vio su legado empañado cuando defendió la guerra en Irak en el 2003, murió ayer por complicaciones del covid-19. El general retirado de cuatro estrellas tenía 84 años y estaba “completamente vacunado”, dijo su familia en un comunicado, destacando la pérdida de “un gran estadounidense”. Powell falleció en el hospital Walter Reed, en las afueras de Washington, donde suelen ser atendidos los presidentes estadounidenses. Los medios destacaron que sufría de mieloma múltiple, una forma de cáncer de la sangre que afecta el sistema inmunológico, lo cual lo hacía más vulnerable al covid-19.

Popular por su manejo de la primera Guerra del Golfo contra Irak en 1991, Powell fue visto como un posible primer presidente estadounidense negro. Pero finalmente decidió no postularse a la Casa Blanca, y luego rompió con su partido, el Republicano, para respaldar a Barack Obama. Hijo de inmigrantes jamaicanos, Powell tuvo una carrera pionera que lo llevó del combate en Vietnam a hacer historia como el primer asesor de seguridad nacional negro de Estados Unidos, bajo el entonces presidente Ronald Reagan. Luego fue el primer afroestadounidense y el jefe más joven del Estado Mayor Conjunto de George H. W. Bush. En el 2000 se convirtió en jefe de la diplomacia estadounidense de George W. Bush, lo cual lo ubicó cuarto en la línea de sucesión presidencial y lo volvió el funcionario público negro de mayor rango en la historia del país hasta entonces.

AQUEL TRASPIÉ

Powell vio sin embargo su imagen empañada después de su discurso el 5 de febrero del 2003 ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en el que defendió la supuesta existencia de armas de destrucción masiva en Irak, que más tarde resultó ser falsa. Sus argumentos sirvieron para justificar la invasión de ese país poco después. “Es una mancha (...) y siempre será parte de mi historia”, dijo Powell en el 2005. “Fue doloroso. Es doloroso ahora”.

“ENCARNABA LOS MÁS ALTOS IDEALES”

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, elogió al ex secretario de Estado y héroe de guerra Colin Powell por encarnar “los más altos ideales tanto del guerrero como del diplomático” luego de su muerte ayer lunes. “Patriota” e “hijo de inmigrantes”, “entendió mejor que nadie que el poder militar por sí solo no era suficiente para mantener nuestra paz y prosperidad”, dijo Biden tras el anuncio de que Powell había fallecido a los 84 años por problemas vinculados al covid-19. “Estaba comprometido con la fuerza y la seguridad de nuestra nación sobre todo”, dijo Biden, quien pasó décadas en el Senado y trabajó frecuentemente con Powell.

Dejanos tu comentario