París, Francia. AFP.

Científicos del Insti­tuto Pasteur de París anunciaron que han descubierto en murciélagos del norte de Laos una cepa de virus muy parecida a la del SARS-CoV-2 que originó el covid-19. Las conclusiones de esa inves­tigación están disponibles desde ayer miércoles en la pla­taforma científica “Research square”, en libre acceso. Es un estudio que aún no ha sido eva­luado de forma independiente por otros investigadores, antes de ser publicado en una revista científica, como sucede habi­tualmente.

Los investigadores franceses, junto a sus pares del Instituto Pasteur de Laos y de la univer­sidad nacional de ese país, lle­varon a cabo entre finales del 2020 y principios del 2021 una misión en el norte de Laos para analizar diferentes especies de murciélagos que viven en gru­tas calcáreas. “La idea inicial era intentar identificar el ori­gen de esta epidemia”, explicó a la AFP Marc Eloit, responsable del laboratorio especializado en el descubrimiento de nue­vos patógenos en el Instituto Pasteur de París. Tras análisis de las diversas muestras reco­gidas, y gracias a datos coin­cidentes, “sospechamos que algunos murciélagos insectívo­ros podrían albergar el virus”.

LA REGIÓN

Las muestras fueron recogi­das en una región que forma parte de un inmenso relieve kárstico, con formaciones geológicas calcáreas, ideales para albergar a colonias de murciélagos, que se extiende desde Laos hasta el norte de Vietnam y el sur de China.

“Laos comparte ese territorio común con el sur de China, lleno de cavernas donde viven los murciélagos, por eso deci­dimos explorar por ese lado”, explica Marc Eloit. Lo que sucede en esa zona es repre­sentativo de todo el ecosis­tema de las cuevas.

Las secuencias de los virus hallados en los murciélagos son casi idénticas a las del SARS-CoV-2 y los investiga­dores pudieron demostrar que es capaz de contaminar células humanas.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar