Londres, Reino Unido | AFP

El gobierno británico anunció ayer una flexibilización de los requisitos de entrada a Ingla­terra para los viajeros vacu­nados contra el covid-19, pero la medida no afecta a quienes lleguen desde Latinoamérica, la mayoría de cuyos países siguen en la lista roja. A par­tir del 4 de octubre, las per­sonas con la pauta de vacu­nación completa que viajen a Inglaterra ya no tendrán que someterse a un test antes de salir de un país que no esté en la lista roja, anunció el minis­tro de Transporte, Grant Sha­pps, en Twitter.

Después, a finales de octu­bre, la prueba PCR exigida al segundo día de la llegada a suelo británico será susti­tuida por una prueba de antí­genos “menos costosa”, pre­cisó. Los viajeros que den positivo tendrán que aislarse y someterse a una prueba de PCR confirmatoria, sin coste adicional, que se anali­zará para identificar nuevas variantes.

Dejanos tu comentario