Bratislava, Eslovaquia. AFP.

El papa Francisco expresó el lunes su “vergüenza” por la masacre de más de 100.000 judíos eslovacos en el Holo­causto, condenando “la locura del odio” de la Segunda Guerra Mundial, durante una visita a Eslovaquia.

El Papa acababa de escuchar el testimonio de un sobrevi­viente nacido en 1942 y que no tiene recuerdos de sus padres desaparecidos, en la plaza Rybne, barrio tradicio­nal judío de Bratislava, donde había antes una imponente sinagoga demolida en 1969 por el gobierno comunista para hacer un puente.

“El nombre de Dios fue des­honrado. En la locura del odio, durante la Segunda Guerra Mundial más de cien mil judíos eslovacos fueron ase­sinados. Y después, cuando se quisieron borrar las huellas de la comunidad, aquí la sina­goga fue demolida”, deploró el papa Francisco. “Aquí, ante la historia del pueblo judío, marcada por este agravio trágico e indescriptible, nos avergonzamos de admitirlo: ¡cuántas veces el nombre inefable del Altísimo ha sido usado para realizar acciones que por su falta de humanidad resultan inenarrables! Cuán­tos opresores han declarado: ‘Dios está con nosotros’, pero eran ellos los que no estaban con Dios”, agregó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar