Washington, Estados Unidos. AFP.

El presidente de Esta­dos Unidos, Joe Biden, endureció el tono hacia los antivacunas al anunciar el jueves estrictas normas de inmunización que afectan a decenas de millones de trabajadores, en una impor­tante escalada en la campaña nacional de vacunación contra el covid. El plan de seis pun­tos, que se dirige a las empre­sas con más de 100 emplea­dos, establece las medidas más agresivas adoptadas hasta ahora por Estados Unidos con­tra la creciente variante Delta.

“Una clara minoría de esta­dounidenses apoyados por una clara minoría de fun­cionarios de cargos electos impide dar vuelta la página” de la pandemia, dijo Biden en un discurso televisado. “Los no vacunados abarro­tan nuestros hospitales, están saturando las salas de urgen­cias y las unidades de cuida­dos intensivos, y no dejan espacio para alguien con un ataque al corazón o una pan­creatitis o un cáncer”, añadió. La mayor parte del plan con­sistirá en exigir a las empresas privadas que emplean a más de 100 personas que se ase­guren de que todos los traba­jadores se vacunen o se some­tan a pruebas semanales. La medida federal afectará a unas 80 millones de personas.

LOS FEDERALES

El plan también obliga a vacunar a todos los emplea­dos y contratistas federales. En la actualidad, los traba­jadores del gobierno deben vacunarse o someterse a pruebas periódicas, mientras que la nueva norma obligará a una vacunación práctica­mente total. Unos 17 millo­nes de trabajadores sanita­rios de centros de salud que reciben financiación de los programas gubernamen­tales de Medicare o Medi­caid también tendrán que vacunarse.

Solo se permiti­rán excepciones por razo­nes religiosas o para perso­nas con discapacidades, un enfoque estricto que segura­mente pondrá a Biden en una trayectoria de colisión con los medios de comunicación de la derecha y otros grupos poderosos que argumentan que los mandatos equivalen a un ataque a las libertades individuales.

ESTUDIANTES DE LOS ÁNGELES

Todos los estudiantes de las escuelas públicas a partir de 12 años de Los Ángeles, California, deberán estar vacunados con­tra el covid-19 para fines de año, decidió el distrito escolar de la ciudad estadounidense.

La medida, decidida en votación, podría sentar un precedente al ser la primera de este tipo impuesta por un distrito escolar de Estados Unidos, que enfrenta un aumento del número de contagios, impulsado principalmente por la variante Delta del coronavirus.

Todos los adolescentes con más de 12 años en clases presenciales en las escuelas públi­cas del distrito tendrán hasta el 21 de noviembre para recibir la primera dosis del inmunizante, y hasta el 19 de diciembre para la segunda. A partir de ahora, los estudiantes que cumplan 12 años tendrán un mes para iniciar su vacunación contra el covid-19.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar