Puerto Príncipe, Haití. AFP.

El presidente de Haití, Jovenel Moise, fue asesinado y su esposa resultó herida a primera hora del miércoles en un ataque con armas de fuego en su residencia privada, un magnicidio que empeora la crisis política que sufre el país. El primer ministro, Claude Joseph, declaró el estado de sitio y dijo estar ahora a cargo del país, e hizo un llamado a la calma mientras aseguraba que la policía y el ejército se encargan de garantizar la seguridad de la población.

Mientras la indignación y la conmoción crecían en la comunidad internacional, el aeropuerto que sirve a Puerto Príncipe fue cerrado. Testigos señalaron que la capital estaba tranquila y que no se veían fuerzas de seguridad patrullando. “El presidente fue asesinado en su casa por extranjeros que hablaban inglés y español”, informó Joseph sobre el asalto, ocurrido sobre la 1:00 (5:00 GMT). “Esta muerte no quedará impune”, dijo en un discurso a la nación.

A MIAMI

La primera dama, Martine Moise, estaba siendo tratada en un hospital local y será trasladada a Miami para continuar recibiendo cuidados. Moise ha gobernado por decreto Haití, el país más pobre del continente americano, después de que las elecciones legislativas previstas para el 2018 se retrasaran. Además de la crisis política, en los últimos meses han aumentado los secuestros para pedir rescate, reflejo de la creciente influencia de las bandas armadas en el país caribeño. Haití también convive con la pobreza crónica y recurrentes desastres naturales. El presidente enfrentaba una fuerte oposición por parte de sectores de la sociedad que consideraban su mandato ilegítimo. En los últimos cuatro años el país tuvo siete primeros ministros. Estaba previsto que Joseph fuera sustituido esta semana tras tres meses en el cargo.

Eran mercenarios “profesionales”

Washington, Estados Unidos. AFP.

Quienes asesinaron este miércoles al presidente Jovenel Moise eran mercenarios “profesionales” que se hicieron pasar por agentes de Estados Unidos y posiblemente ya hayan escapado del país, dijo el embajador haitiano en Washington. “Fue un ataque bien planificado y eran profesionales”, dijo el embajador Bocchit Edmond a periodistas. “Tenemos un video y creemos que eran mercenarios”. Los asesinos se presentaron en la residencia del mandatario haitiano como agentes de la Administración de Control de Drogas (DEA), pero su comportamiento no era acorde con el de miembros de la agencia estadounidense, añadió Edmond.

El funcionario dijo también que la primera dama, Martine Moise, que resultó herida en el ataque, será trasladada a Miami para recibir tratamiento médico. “Puedo decirles que se han hecho los arreglos necesarios desde esta mañana para trasladarla a un hospital de Miami”, dijo. El embajador explicó que se estaba realizando una investigación sobre el paradero, las motivaciones y los orígenes de los asesinos, que, según indicó, se hablaban entre ellos en español.

Los asesinos se presentaron en la residencia del mandatario haitiano como agentes de la Administración de Control de Drogas (DEA). (foto: AFP)

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar