Naciones Unidas, Estados Unidos. AFP.

La Asamblea General de la ONU aprobó un nuevo mandato del ex primer ministro portugués Antonio Guterres al frente de la organización para el período 2022-2026. En el cargo desde el 2017, Guterres prestó juramento con la promesa de actuar con independencia de los Estados miembros u organizaciones, durante una ceremonia a la que asistió el presidente portugués, Marcelo Rebelo de Sousa.

“Nuestro mayor desafío, que es al mismo tiempo nuestra mayor oportunidad, es utilizar esta crisis para cambiar el rumbo hacia un mundo que aprenda lecciones, promueva una recuperación justa, verde y sostenible y muestre el camino de una cooperación internacional eficaz para abordar los problemas globales”, dijo Guterres. “Este paso supondrá un esfuerzo real para fortalecer lo que funciona y tener el coraje de aprender las lecciones de lo que no funciona”, agregó.

El ex primer ministro portugués fue el único postulante para el nuevo mandato. Otras 10 figuras buscaron el puesto pero sus candidaturas no se formalizaron al no contar con el respaldo de ninguno de los 193 países que integran la ONU.

GESTIONES

Durante su primer mandato, Guterres se vio obligado a concentrarse en limitar los potenciales daños de la política exterior unilateral y alejada de las alianzas impulsada por el expresidente estadounidense Donald Trump. En lo que respecta a la pandemia, Guterres alertó contra los estragos del coronavirus y los peligros que acechan al mundo por la crisis de salud, aunque tuvo escaso margen de maniobra, ya que los países optaron por librar batallas individuales contra el covid-19 en detrimento de un esfuerzo colectivo. Asimismo, Guterres hizo de la lucha contra el calentamiento global una de sus prioridades, pero en este aspecto tampoco obtuvo muchos logros.

Muchos diplomáticos estiman que la resolución de conflictos será el principal desafío de su segundo mandato. “El primer mandato de Guterres se definió por su silencio público sobre los abusos contra los derechos humanos de China, Rusia y Estados Unidos y sus aliados”, dijo Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch. Agregó que en su nuevo mandato, Guterres debería defender esos derechos con firmeza y ampliar “su reciente disposición a denunciar los abusos en Birmania y Bielorrusia” a “todos los gobiernos que merecen una condena, incluidos los poderosos y protegidos”.

ATENDERÁN ÉXODO VENEZOLANO

Más de 30 países, encabezados por Estados Unidos, se comprometieron con más de 1.500 millones de dólares para apoyar a los venezolanos que huyeron de su país en medio de una severa crisis. Una conferencia internacional, organizada por Canadá con apoyo de la ONU, y que fue tachada de “farsa” por el gobierno de Nicolás Maduro, tenía el objetivo de recaudar 1.440 millones de dólares para hacer frente a la segunda mayor crisis migratoria del planeta. La meta fue superada con el compromiso de una treintena de países de aportar 954 millones de dólares, junto a 600 millones en préstamos por parte del Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo. “Estamos en una coyuntura crítica”, dijo el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, en un comunicado. “La pandemia de covid-19 ha golpeado a América Latina y el Caribe con especial ferocidad, en un momento en el que luchan por responder al segundo mayor desplazamiento de personas del mundo fuera de su país”.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar