Lima, Perú. AFP.

Los jurados electorales de Perú iniciaron ayer miércoles el proceso de revisión de los votos impugnados, última esperanza de la candidata derechista Keiko Fujimori para revertir la estrecha ventaja de su rival izquierdista Pedro Castillo en el escrutinio del balotaje.

Este procedimiento, que puede demorar unos 10 días, es habitual en todas las elecciones en Perú, pero ahora cobra especial importancia por lo estrecho del resultado electoral del domingo.

Sesenta Jurados Electorales Especiales (JEE) deben dirimir, en primera instancia, la validez de miles de votos impugnados por los delegados de los partidos de cada candidato, Fuerza Popular (Fujimori) y Perú Libre (Castillo). Cada sufragio se dirime de forma individual.

La última palabra la debe decir, en unos 10 días, el Jurado Nacional Electoral (JNE), que revisa las decisiones de los JEE y proclama al vencedor.

El JEE Lima 2, presidido por la magistrada Alicia Margarita Gómez, comenzó a revisar las impugnaciones en una audiencia pública, mientras el órgano electoral ONPE continúa con el tramo final del conteo de votos.

Un voto a favor de Castillo había sido impugnado porque la “cruz” o “aspa” había sido marcada sobre la foto del candidato y no en el cuadrado, con el símbolo de su partido (un lápiz). Además, había sido marcada con lapicero negro, en vez de azul.

La magistrada Gómez propuso declararlo “válido”, lo que fue secundado por sus dos colegas, Clever Chávez y Violeta Sánchez. A veces no hubo consenso y la decisión fue adoptada por mayoría.

“En Fuerza Popular están en la fase de negación de las cosas, los hechos van a confirmar que el presidente electo es Pedro Castillo, no tengo la menor duda”, dijo a la AFP el analista Augusto Álvarez Rodrich.

Dejanos tu comentario

22H

¿Considera necesario dotar de más recursos a Salud dentro del PGN 2022?

Click para votar