Washington, Estados Unidos | AFP .

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, reveló anoche sus planes para luchar contra el covid-19 y recuperar la economía, pero su ambiciosa agenda de los primeros 100 días ya se ve ensombrecida por el inminente juicio en el Senado del mandatario saliente, Donald Trump. El día después de que Trump fue acusado en la Cámara de Representantes, convirtiéndose en el primer presidente estadounidense en la historia sometido a un segundo juicio político, Biden espera hacer que el país mire hacia adelante nuevamente.

En una alocución en horario estelar, expuso su plan de acción ante la crisis, más desafiante incluso que la que enfrentó como vicepresidente de Barack Obama cuando asumió el cargo tras el colapso financiero del 2008. La pandemia de covid-19 continúa alcanzando nuevos picos, el programa de vacunación está bajo presión y se teme que la recuperación económica del parón del 2020 pueda desacelerarse.

ESTRATEGIAS

Biden, quien prestará juramento el 20 de enero, sostiene que su plan es atacar todo esto al mismo tiempo para dejar atrás uno de los períodos más oscuros de la historia de Estados Unidos. Uno de los frentes será un tercer paquete de ayuda masiva por el covid-19 desde que comenzó la pandemia hace un año. Esto puede incluir desembolsos de estímulo más directos, así como nuevos impuestos a los ricos y un aumento del salario mínimo. Biden también promete apretar el acelerador a la campaña de vacunación con un llamativo eslogan que habla de 100 millones de inyecciones en los primeros 100 días; una tarea que parece difícil.

El demócrata llega a la Casa Blanca con una ventaja con la que apenas hace unas semanas no contaba: el control total del Congreso. Dos sorpresivas victorias en la segunda vuelta de los dos escaños del Senado de Georgia dieron a los demócratas una justa mayoría en ambas cámaras. Pero el nuevo presidente también tendrá que lidiar con un Senado dividido casi en partes iguales que debe ocuparse del “impeachment” de Trump. En el escenario ideal para los demócratas, el Senado tendría que haber convocado en una sesión de emergencia para realizar un juicio relámpago antes del 20 de enero que finalmente desembocara en la destitución de Trump.

ABORDAR PRIORIDADES

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, instó al Senado a abordar las prioridades de su agenda incluso mientras se ocupa del segundo juicio político a Donald Trump, que comenzaría después de que el demócrata llegue al poder. En sus primeros comentarios sobre el “impeachment” al mandatario republicano, Biden dijo que Estados Unidos debe atender la pandemia del coronavirus y una economía en crisis, y necesita que el Senado confirme rápidamente a su gabinete para que el nuevo gobierno pueda ponerse a trabajar tras su juramentación el 20 de enero. “Espero que el Senado encuentre la manera de lidiar con sus responsabilidades constitucionales del juicio político mientras también trabaja en los otros asuntos urgentes de la nación”, dijo.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar