Washington, Estados Unidos. AFP.

Donald Trump se convirtió el miércoles en el primer presidente de Estados Unidos en ser acusado por segunda vez por la Cámara de Representantes, que lo envió a juicio en el Senado por “incitar a la insurrección” en la toma del Capitolio por sus partidarios. Una semana antes de que Trump deje la Casa Blanca, todos los demócratas y 10 republicanos votaron a favor de este segundo “impeachment” histórico. En total, la acusación recibió 232 votos contra 197.

Este cargo contra el presidente republicano desencadenará un juicio en el Senado, pero no se espera que la Cámara Alta se ocupe del asunto hasta después de que el demócrata Joe Biden sea investido como el 46° presidente de Estados Unidos el 20 de enero.

La Constitución no especifica cómo actuar después de que el acusado haya dejado el cargo.

ANTECEDENTES

Hubo tres procesos de juicio político en la historia de Estados Unidos, y todos acabaron con una absolución. El presidente demócrata Andrew Johnson fue acusado en 1868 después de que uno de los miembros de su gabinete fuera despedido. En 1998, el demócrata Bill Clinton fue procesado por “perjurio” por haber mentido sobre su romance con la pasante de la Casa Blanca Mónica Lewinsky.

En diciembre del 2019, el republicano Trump ya fue acusado en la Cámara de Representantes por “abuso de poder” y “obstruir el buen funcionamiento del Congreso”. Fue acusado de pedirle a Ucrania que investigara presunta corrupción vinculada a su rival demócrata y actual presidente electo Joe Biden, a cambio de desbloquear una ayuda militar crucial para el país en guerra. El Senado, con mayoría republicana, lo absolvió el 5 de febrero del 2020 tras dos semanas de juicio. El republicano Richard Nixon, en 1974, prefirió renunciar para evitar una destitución por parte del Congreso a causa del escándalo de Watergate.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar