Bogotá, Colombia. AFP.

Al menos 13 muertos dejan dos nuevas masacres reportadas este domingo por autoridades en diferentes regiones de Colombia. Cinco de ellos eran caficultores. Los crímenes fueron perpetrados en los departamentos de Antioquia (noroeste) y Cauca (suroeste), los más afectados por la ola de matanzas que conoce este año el país.

En el municipio de Betania, Antioquia, cinco recolectores de café y tres sujetos fueron asesinados en un ataque a una finca ocurrido en la noche del sábado a domingo. Unos “diez hombres fuertemente armados (...) ingresaron a uno de los dormitorios de la finca La Gabriela” y “dispararon indiscriminadamente” contra las personas que se encontraban en el lugar, dijo a la AFP Carlos Villada, alcalde del municipio.

Según Villada, los hombres buscaban a tres personas que ingresaron la víspera al dormitorio en el que pernoctaban los trabajadores. La agresión que deja además tres heridos, podría deberse a una disputa por las “plazas de vicio” (expendio de drogas) en el municipio cafetero.

Por otra parte, en Argelia, Cauca, al menos cinco personas murieron y dos más resultaron heridas en tres ataques perpetrados la misma noche por un hombre que entró disparando a un billar, un bar y una discoteca. La alcaldía expresó en un comunicado su preocupación por la “posible sistematicidad” de los hechos, similares a ataques de sicarios ocurridos recientemente en la zona contra establecimientos nocturnos y sujetos en la vía pública. Guerrilleros del ELN, disidentes de las FARC, paramilitares y narcotraficantes se disputan las rentas del narcotráfico y la minería ilegal en el convulso Cauca, además de una ruta de narcotráfico que sale por el pacífico hacia Centroamérica y Estados Unidos.

Colombia vive este año una de las peores arremetidas de grupos armados desde la firma de la paz con la entonces guerrilla FARC en el 2016.

Dejanos tu comentario

8H

¿La decisión de habilitar balnearios fue acertada?

Click para votar