Estocolmo, Suecia. AFP.

El británico Roger Penrose, el alemán Reinhard Genzel y la estadounidense Andrea Ghez fueron galardonados este martes con el Premio Nobel de Física por sus investigaciones sobre “los agujeros negros”, de los que nada se escapa, ni siquiera la luz.

Penrose, de 89 años, ganó el célebre premio por demostrar “que la formación de un agujero negro es una predicción sólida de la teoría de la relatividad general” y Genzel, de 68, y Ghez, de 55, por descubrir “un objeto compacto y extremadamente pesado en el centro de nuestra galaxia”, explicó el jurado. Ghez es la cuarta mujer que gana un Nobel de Física, el más masculino de los seis prestigiosos galardones, una distinción que la científica dijo tomarse “muy en serio”. “Estoy encantada de poder servir de modelo para las mujeres jóvenes que se plantean ir hacia este ámbito”, afirmó Ghez a la AFP. Aunque a muchos nos fascinan, “muy pocas personas entienden lo que es un agujero negro”, reconoce la astrónoma, basada en California.

“Las leyes de la física cerca de un agujero negro son tan diferentes de las que operan en la Tierra”, es “muy difícil de conceptualizar”, dijo. Penrose ha utilizado desde 1965 la matemática para probar que los agujeros negros pueden formarse y convertirse en una entidad de la que nada, ni siquiera la luz, puede escapar. Sus cálculos demostraron que son una consecuencia directa de la teoría de la relatividad general de Einstein. El científico británico era cercano a su célebre compatriota astrofísico Stephen Hawking, fallecido en el 2018.


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar