Washington, Estados Unidos | AFP

El presidente Donald Trump nombró este sábado a la jueza Amy Coney Barrett a la Corte Suprema, y de ser confirmada por el Senado, inclinará un poco más al lado conservador la integración de esa institución decisoria de los grandes debates de la sociedad estadounidense. “Esta noche, tengo el honor de nombrar a una de las mentes legales más brillantes y dotadas del país a la Corte Suprema”, lanzó el mandatario, subrayando su “fidelidad sin falla” a la Constitución. “Usted será fantástica”, le dijo a la jueza, de pie a su lado en el jardín de la Casa Blanca. El mandatario predijo una “confirmación directa y rápida” de Barrett en el Senado, de mayoría republicana. “Amo los Estados Unidos y amo la Constitución de Estados Unidos”, declaró Amy Coney Barrett en una breve intervención en la que rindió homenaje a Ruth Bader Ginsburg, la jueza progresista fallecida la semana pasada y que ella se encamina a remplazar.

Los demócratas refutan que Trump –aspirante a un segundo mandato, pero rezagado en las encuestas– no debería poder nombrar a un nuevo juez tan cerca de las elecciones presidenciales, previstas para el 3 de noviembre. Sin embargo, los republicanos reúnen los votos necesarios en el Senado para confirmar a la jueza conservadora de 48 años.

BIDEN LLAMA A NO CONFIRMARLA

El candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, llamó este sábado al Senado estadounidense a no pronunciarse sobre el nombramiento de la jueza conservadora Amy Coney Barrett para la Corte Suprema antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre. “El Senado no debería pronunciarse sobre esta vacante”, creada tras la muerte de la jueza progresista Ruth Bader Ginsburg, “hasta que los estadounidenses hayan elegido a su próximo presidente y su próximo Congreso”, dijo en un comunicado, pocos minutos después de que el presidente republicano, Donald Trump, confirmara a Barrett como su elección para ese puesto. El mandatario predijo, sin embargo, que el Senado, de mayoría republicana, confirmaría “muy rápido” el nombramiento. Según la prensa estadounidense, las audiencias están programadas para comenzar el 12 de octubre, para una votación antes de la elección presidencial. Biden señaló que la jueza Barrett había “discrepado de la decisión de la Corte Suprema de mantener” el Obamacare, la ley de seguro médico aprobada cuando él era vicepresidente, en el mandato del ex presidente Barack Obama.

“El presidente Trump intenta desde hace cuatro años echar por tierra” el Obamacare, pero “en dos ocasiones la Corte Suprema ha validado la ley argumentando que es constitucional”, explicó el demócrata.

“Pero incluso ahora, en medio de una pandemia mundial, el gobierno de Trump está pidiendo a la Corte Suprema que anule toda la ley”, lamentó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar