Pekín, China | AFP

China advirtió el domingo que sus relaciones con Estados Unidos están “al borde de una nueva Guerra Fría”, tensadas todavía más debido a la pandemia de covid-19, que avanza a grandes pasos en América Latina. La pandemia, que ya ha causado más de 342.000 muertos y más de 5,3 millones de contagios en todo el mundo, ensombreció este domingo la fiesta de Aíd al Fitr, que marca el final del Ramadán para los musulmanes. La crisis sanitaria ha exacerbado las ya ásperas relaciones entre China y Estados Unidos.

Este domingo, el ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, dijo que Washington se había infectado con un “virus político” que aprovecha “todas las ocasiones para atacar y difamar a China”.

“Algunas fuerzas políticas de Estados Unidos están tomando como rehén las relaciones entre China y Estados Unidos y empujando a nuestros dos países al borde de una nueva Guerra Fría”, dijo a los periodistas. Wang también acusó a los políticos estadounidenses de “propagar rumores” para “estigmatizar a China”, donde surgió el nuevo coronavirus a finales del año pasado.

INVESTIGAR ORIGEN

Sin embargo, aseguró que China está “abierta” a una cooperación internacional para identificar el origen del virus, pero la investigación debe ser liderada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y “sin injerencias políticas”, dijo Wang Yi. “China está abierta a trabajar con la comunidad científica internacional para identificar el origen del virus”, señaló el canciller en una conferencia de prensa con motivo de la sesión parlamentaria anual. “Al mismo tiempo, creemos que (la investigación) debe ser profesional, imparcial y constructiva. La imparcialidad significa un proceso sin injerencia política, respeto a la soberanía de todos los países y sin presunción de culpa”, afirmó.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha acusado a las autoridades chinas de haber tardado demasiado en comunicar datos cruciales sobre la gravedad de la enfermedad. Estados Unidos es el país más azotado por el covid-19, con 1,6 millones de casos y más de 97.000 muertos. No obstante, el Estado de Nueva York, foco de la epidemia, registró en las últimas 24 horas 84 muertes, la cifra más baja desde el 24 de marzo.

“SI ADOPTA ESTA LEY, HABRÁ CONSECUENCIAS”

Washington, Estados Unidos. AFP.

Ayer, la policía china arremetió contra miles de personas que se manifestaron contra la ley de “seguridad nacional” en Hong Kong.

Estados Unidos renovó el domingo su advertencia a China contra un proyecto de ley sobre “traición, secesión, sedición y subversión” en ese territorio semiautónomo, que a juicio de un asesor del gobierno de Donald Trump podría perder su estatuto comercial privilegiado. El asesor de seguridad nacional Robert O’Brien recordó en una entrevista que China se comprometió en 1984, en la Declaración Conjunta sino-británica, a respetar la autonomía de Hong Kong hasta el 2047, tras la retrocesión británica del territorio en 1997. Pero el Parlamento chino anunció el jueves su intención de examinar rápidamente una ley destinada a reprimir a los opositores al poder central, a raíz de las gigantescas protestas prodemocracia, que sacudieron el territorio semiautónomo el año pasado. Pekín pidió el domingo su aplicación “sin demora”. “Si China adopta esta ley de seguridad nacional, habrá consecuencias importantes en el marco de la Ley de Política de Hong Kong de 1995”, una ley estadounidense, dijo O’Brien. En unas escenas de violencia que no se veían desde hace meses, la policía china arremetió este domingo contra los miles de manifestantes que salieron a las calles en Hong Kong, para protestar contra el proyecto de ley de “seguridad nacional” promovido por Pekín, al que muchos ven como el fin de la libertad en la ex colonia británica.

Dejanos tu comentario