Londres, Reino Unido | AFP

Londres y Cambridge rindieron el lunes un emotivo homenaje a las víctimas del atentado del viernes en uno de los principales puentes de la capital británica, que llevó al ejecutivo a revisar la liberación anticipada de decenas de condenados por terrorismo.

“El mejor modo de vencer este odio no es enfrentándonos unos a otros sino concentrándonos en los valores que nos unen”, afirmó el laborista Sadiq Khan, primer alcalde musulmán de Londres, durante una ceremonia cerca del lugar del drama.

Y recordó a las dos víctimas mortales del ataque, Jack Merritt, de 25 años, y Saskia Jones, de 23, apuñaladas junto a otras tres personas por un convicto en libertad condicional, Usman Khan, cuando participaban en un acto sobre la reinserción de los presos.

Tres días después del atentado que conmocionó al país en plena campaña electoral, reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico, el alcalde junto al primer ministro Boris Johnson, al líder de la oposición Jeremy Corbyn y miembros de los servicios de emergencias, observaron un minuto de silencio.

Khan llamó también a “sacar esperanza del heroísmo de londinenses de a pie y los servicios de socorro que corrieron hacia el peligro, arriesgando sus vidas para ayudar a gente que ni conocían”.