Washington, Estados Unidos. AFP.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el viernes casi en tono de conquista un primer acuerdo comercial con China que abarca la propiedad intelectual, el sector financiero y la moneda. Tras lo pactado, la Casa Blanca suspendió la salva de aranceles que planeaba aplicar desde el martes a productos chinos importados por unos 250.000 millones de dólares, dijo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

“Llegamos a un acuerdo muy sustancial de fase uno”, dijo Trump a la prensa tras reunirse con Liu He, el jefe negociador chino. Según Trump, esa fase uno incluye la propiedad intelectual, los servicios financieros y la tasa de cambio y dijo que esperaba firmar el acuerdo en las próximas semanas con el líder chino Xi Jinping.

Los detalles divulgados fueron escasos, pero lo que se informó parece dar margen a que ambas partes canten victoria, eviten un aumento de la guerra comercial que perturba al mundo entero y se den más tiempo para discutir los puntos más difíciles.

El negociador chino dijo que hubo un “progreso sustancial en muchos campos”. “Estamos contentos”, dijo Liu He, afirmando que las conversaciones continúan. Trump dijo más que temprano que “hay una sensación más cálida” sobre el futuro de las negociaciones mientras que Mnuchin afirmó que lo discutido en Washington desde el jueves fue muy “productivo”.