México, México | AFP

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pidió este miércoles no entrar en pánico ante el desabastecimiento de gasolina en el país, provocado por la estrategia para combatir el robo de combustibles, conocido como “huachicol”.

“Vamos a resistir todas las presiones que sean y le pido a la gente que nos ayude. ¿Cómo nos pueden apoyar? Actuando con prudencia, con serenidad, sin caer en pánico, sin hacer caso a información alarmista, tendenciosa”, dijo López Obrador en su habitual conferencia de prensa matutina.

El mandatario agregó que “hay gasolina suficiente en el país”, pero que no se pueden utilizar los conductos para transportarla porque se crearon redes alternativas a ellos para robar el combustible. Por ello, la gasolina está siendo transportada en camiones cisterna, lo que genera retrasos en su distribución.

La estrategia del nuevo gobierno ha generado largas filas de automovilistas que esperaban para cargar gasolina en varios estados del país, incluida Ciudad de México. Algunas estaciones de servicio cerraron operaciones y otras restringieron la cantidad de gasolina que podían vender, según reportes de la prensa local.

López Obrador llamó a la gente a actuar con serenidad y pidió a quienes tenían combustible en sus automóviles que no fueran a las gasolineras. “Estamos en proceso de normalizar el abasto. Es un asunto que tiene que ver con la distribución”, explicó.

Aseguró también que el tema está muy cerca de ser resuelto.