Jerusalén, Indefinido. AFP.

Cinco países europeos llamaron a Israel a no destruir una aldea beduina, erigida por sus defensores en símbolo del destino de estas comunidades enfrentadas a la ocupación en Cisjordania.

El llamado conjunto de Francia, Alemania, España, Italia y Reino Unido, publicado en internet por sus servicios diplomáticos, llega en un momento en el que esta aldea, situada cerca de Jerusalén, puede ser destruida a partir del el martes a las 21H00 GMT, siguiendo una autorización de la Corte Suprema israelí.

Estos cinco países dicen unirse a la jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, “para pedir de nuevo al gobierno israelí que no siga con su plan de demolición de esta aldea, incluido su escuela, y de desplazamiento de sus residentes”.

“Las consecuencias que tendrían una demolición y un desplazamiento sobre los residentes de esta localidad, especialmente sus niños, así como sobre las perspectivas de la solución de dos Estados, serían muy graves”, escriben.

Después de años de batalla judicial, la Corte Suprema israelí dio luz verde la semana pasada a la demolición en siete días de Jan al Ahmar, localidad donde viven unos 200 beduinos.