Naciones Unidas, Estados Unidos. AFP.

La Asamblea Gene­ral de la ONU adoptó este miércoles con una fuerte mayoría una resolu­ción que condena a Israel por el aumento de la muerte de palestinos en Gaza y rechazó un texto presentado por Esta­dos Unidos, en el que se res­ponsabilizaba a Hamas de la violencia.

Impulsado por Argelia y Turquía en representación de países árabes y de mayo­ría musulmana, el docu­mento obtuvo 120 votos en la asamblea de 193 miembros, con ocho votos en contra y 45 abstenciones. Al menos 129 palestinos han muerto víctimas de disparos de sol­dados israelíes en protes­tas cerca de la frontera con Gaza, que empezaron a fina­les de marzo. Ningún israelí ha muerto en los enfrenta­mientos.

Una enmienda presentada por Estados Unidos para condenar a Hamas de “inci­tar la violencia” en Gaza no obtuvo la mayoría de dos ter­cios necesaria para su apro­bación.

La resolución denunció a Israel por el uso “excesivo, des­proporcionado e indiscrimi­nado de la fuerza” contra civi­les palestinos y pidió medidas de protección para los pales­tinos en Gaza y Cisjordania.

Los países árabes acudieron a la Asamblea General luego de que Estados Unidos usó su poder de veto en el Consejo de Seguridad para bloquear la resolución el 1 de junio.

Pero a diferencia del Consejo de Seguridad, las resolucio­nes adoptadas en la Asamblea no son vinculantes.

ALTO EL FUEGO

Asimismo, la ONU pide que se adopten medidas urgentes para que se establezca inme­diatamente un alto el fuego duradero. El documento exige poner fin al cierre y las restricciones impues­tos por Israel a la entrada y salida de la Franja de Gaza y a los desplazamientos en esa zona. Entre otras peticiones, también solicita al secreta­rio general que examine la situación actual y presente un informe por escrito en los próximos 60 días.

“MECANISMO DE PROTECCIÓN”

La resolución encarga al secretario general de las Naciones Uni­das, Antonio Guterres, a redactar propuestas para un “mecanismo de protección internacional” para los palestinos, que puede incluir desde el establecimiento de una misión de observación hasta una fuerza de mantenimiento de la paz.

Pero cualquier mecanismo requeriría la aprobación del Consejo de Seguridad, donde Estados Unidos tiene poder de veto. “Quere­mos que nuestra población civil esté protegida”, dijo el embajador palestino Riyad Mansur, llamando a los diplomáticos a no “dejarse engañar” con la propuesta estadounidense culpando a Hamas.

Pero el embajador israelí, Danny Danon, fustigó la medida y la calificó como un “intento de quitarnos nuestro derecho básico a la defensa propia” y advirtió a sus colegas que al apoyar la resolu­ción están “empoderando a Hamas”.