Venezuela celebra este domingo un referendo consultivo con el que el gobierno busca fortalecer un centenario reclamo sobre el Esequibo, un territorio rico en petróleo bajo control de Guyana, que pidió a su vecino actuar con “madurez y responsabilidad”. Unos 20,7 millones de venezolanos, de una población de casi 30, están llamados a votar, aunque muchos centros en Caracas, San Cristóbal (oeste) y Ciudad Guayana, en el estado Bolívar, fronterizo con la zona en reclamación, mostraron durante el día poca afluencia de electores, constataron periodistas de la AFP.

La consulta, no vinculante, no es sobre autodeterminación, ya que este territorio de 160.000 km2 está bajo la administración de Guyana y sus 125.000 habitantes no votan. Y el resultado no tendrá consecuencias concretas a corto plazo: Venezuela busca reforzar su credibilidad y reivindicar su reclamo y ha negado se trate de una excusa para invadir y anexar forzosamente la zona, como temen los guyaneses.

“Estamos convencidos que el Esequibo es nuestro, toda la vida ha sido nuestro”, dijo Mariela Camero, de 68 años, entre las primeras en votar en una zona popular de Caracas. “Seguiremos nuestra lucha, peleando con votos”, señaló por su parte Soraida Ramos, de 62 años. El presidente Nicolás Maduro, que busca la reelección en 2024, votó primero en su centro ubicado en un fuerte militar. “Hoy estamos votando como Venezuela por un solo color, un solo sentimiento. Nuestro voto es para hacer respetar a Venezuela”, dijo a periodistas después de sufragar, acompañado de altos miembros del gobierno.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea más: Volcán de Sumatra, en Indonesia, entra en erupción

Venezuela argumenta que el río Esequibo es la frontera natural, como lo fue en 1777 cuando era Capitanía General del imperio español. Apela al Acuerdo de Ginebra, firmado en 1966 antes de la independencia de Guyana del Reino Unido, que sienta las bases para una solución negociada y anuló un laudo de 1899, que definió los límites que defiende Guyana y que pide a la Corte Internacional de Justicia (CIJ), máximo tribunal de Naciones Unidas, que ratifique.

El presidente de Guyana, Irfaan Ali, que pidió a la CIJ sin éxito suspender el referendo, dijo a sus compatriotas que no tenían “nada que temer”. “Estamos trabajando sin descanso para garantizar que nuestras fronteras permanezcan intactas y que la población y nuestro país sigan estando seguros”, dijo en una transmisión en Facebook. “Es una oportunidad para que muestren madurez y (...) responsabilidad”.

“Sentido común”

La reivindicación de Venezuela se intensificó desde que el gigante energético estadounidense ExxonMobil descubriese en 2015 petróleo en aguas en disputa que hoy día lo colocan con reservas de petróleo equiparables a las de Kuwait y encabeza la lista de reservas per cápita del mundo. Maduro no ahorra insultos para Ali, de quien criticó su “posición prepotente, arrogante, guerrerista” sobre el tema. Ademas de las duras declaraciones, ha habido movimiento de tropas, ejercicios militares y conversaciones sobre la instalación de bases estadounidenses en Guyana.

Miles de guyaneses formaron el domingo cadenas humanas, llamados “círculos de unión”, para mostrar su apego a la región. Muchos llevaban camisetas con frases como “El Esequibo pertenece a Guyana” y agitaban banderas del país. “El referendo es probablemente significativo para ellos, no para nosotros”, dijo a la AFP Dilip Singh, empresario que participó en uno de estas manifestaciones en la provincia de Pomeroon-Supenaam, ubicada en la zona en disputa.

Lea también: Referendum: Lula aboga por el sentido común entre Venezuela y Guyana

“No tenemos las armas, los buques de guerra. Tenemos a Dios y él nos protegerá”, siguió. El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, que ha reforzado sus tropas en la frontera, dijo el domingo que esperaba “que el sentido común prevalezca del lado de Venezuela y Guyana”. El referendo consta de cinco preguntas, que incluyen el rechazo al laudo de 1899 y a la jurisdicción de la CIJ, así como el apoyo al Acuerdo de Ginebra de 1966. También pregunta si están de acuerdo en crear una provincia venezolana llamada “Guayana Esequiba” y otorgar la nacionalidad a sus habitantes.

El proceso se extiende hasta las 18:00 locales (22:00 GMT) mientras no haya electores en fila. Es probable que se extienda, pese a la poca afluencia, y que los resultados lleguen cerca de la madrugada. “Hemos tenido una participación un tanto lenta, las personas han llegado de manera graneada”, dijo el presidente de una mesa en un centro ubicado en un bastión chavista en la periferia de Caracas. “Contamos alrededor del 30% de la participación”.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario