La explosión de un coche este miércoles pasado en el puente Rainbow, que une a Estados Unidos y Canadá en las cataratas del Niágara, en la que murieron dos personas y que activó todas las alarmas en los dos países, no habría tenido relación con “actividad terrorista”.

“No hay indicios de actividad terrorista” en la explosión del vehículo, que llevó al cierre de los cuatro pasos fronterizos con Canadá en esta turística zona en la víspera del día de Acción de Gracias, anunció la gobernadora del estado de Nueva York, Kathy Hochul, en una conferencia de prensa.

(Fue) un incidente horroroso, una colisión, una explosión (...) pero en este momento no hay conexión terrorista”, dijo. El coche, que quedó carbonizado, circulaba a una “velocidad extraordinariamente alta” antes de que chocara contra una mediana y volara por encima de una valla de dos metros y medio de altura, explicó la gobernadora.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea más: El papa recibió a familiares de gazatíes y de rehenes de Hamás

Dos personas habrían fallecido en la explosión del vehículo. Un funcionario de Aduanas y Protección de Fronteras sufrió heridas leves y fue dado de alta del hospital, confirmó la gobernadora. El suceso activó inmediatamente a las fuerzas de seguridad de ambos países.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, declaró ante el Parlamento que se trataba de “una situación muy grave”, y anunció el cierre de cuatro pasos fronterizos entre su país y Estados Unidos en esta turística zona. Con excepción del puente Rainbow, el resto han vuelto a abrir, según las autoridades aduaneras. Poco después del suceso, Hochul, que se desplazó al lugar del accidente, dijo que la policía estatal y la Fuerza de Tarea Conjunta contra el Terrorismo del FBI estaban vigilando todos los puntos de entrada al estado.

“Coche volando”

Imágenes de NBC muestran a un vehículo blanco, prácticamente volando, dejando una estela de agua detrás, antes de estrellarse al caer al piso dentro de las instalaciones del puesto fronterizo. Según The New York Times, que cita fuentes de seguridad, los investigadores creen que la explosión se debió al impacto de la colisión contra una columna de cemento. Según la misma fuente, se encontró una maleta cerca del vehículo, que no contenía explosivos.

Mike Guenther, un residente canadiense de visita en el estado de Nueva York, dijo a la cadena CBS que estaba caminando por la carretera junto con su esposa cuando vieron “este coche volando, como a 100 millas por hora (160 kms)”. “Había un coche delante de él, dio un volantazo, se puso delante del coche, y chocó contra la valla y salió volando por los aires”.

“Sólo vimos la bola de fuego (...). Estaba cubierto de humo por todas partes”, añadió. La explosión se produce en la víspera del día de Acción de Gracias, una de las mayores fiestas en el calendario estadounidense que lleva a millones de personas a viajar para pasarlo en familia. El puente Rainbow, uno de los pasos más frecuentados entre Canadá y Estados Unidos, tiene 16 carriles y está abierto normalmente las 24 horas del día, según las Aduanas estadounidenses.

Lea también: Biden confirmó a Milei que no asistirá a su asunción

Según empleados de restaurantes y hoteles cercanos a las cataratas del Niágara, el mayor atractivo de la región y uno de los mayores de los dos países, numerosos vehículos de la policía estaban estacionados y bloqueaban las las vías de acceso al puente Rainbow. Las autoridades suspendieron los vuelos internacionales del aeropuerto de Búfalo y cerraron el Parque Estatal Cataratas del Niágara hasta nuevo aviso.

El ministro de Servicio Público canadiense, Dominic Leblanc, había dicho a la prensa que su gobierno se tomaba la situación “con extrema seriedad”. “Cada vez que... (una infraestructura como) un paso fronterizo ve este tipo de circunstancias violentas, es motivo de preocupación” para Washington y Ottawa, agregó.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario