Uruguay se ha convertido en el primer país del mundo en obtener un préstamo del Banco Mundial (BM) que le permite reducir intereses si el sector ganadero contamina menos, informó este viernes la institución financiera. Se trata de un préstamo de 350 millones de dólares por los que pagará hasta 12,5 millones de dólares menos de intereses si consigue “una disminución verificable en las emisiones de metano del sector ganadero”, afirma la institución en un comunicado.

El objetivo es reducir las emisiones de metano en un 33 % o más entre 2028-2032, y en al menos 36 % entre 2033-2037. Eso representa un 1 % más de los compromisos adoptados por el país en el marco del Acuerdo de París sobre cambio climático para disminuir los efectos de los gases de efecto invernadero.

A partir de 2028 se llevará a cabo una evaluación anual y si cumple la meta el Banco Mundial mejorará las condiciones de repago. “Uruguay muestra de nuevo un liderazgo global a través de innovaciones institucionales y financieras, como lo ha hecho anteriormente en áreas como la agricultura inteligente, la reducción de emisiones de carbono y el impulso de las energías renovables”, afirma Carlos Felipe Jaramillo, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, citado en el comunicado.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea más: Unos 30 mil argentinos votan en Paraguay

El metano proveniente de la producción de carne vacuna representa el 48,6 % de las emisiones totales de gases de efecto invernadero en Uruguay, según el BM. Las condiciones de este préstamo y el Bono Sostenible emitido en 2022 por Uruguay, demuestran que el país está determinado a “seguir una senda de desarrollo que combine mayor crecimiento y productividad en el sector ganadero” con “un compromiso de no deforestación del bosque nativo”, asegura la ministra de Economía uruguaya, Azucena Arbeleche, citada en la nota.

La producción ganadera es el principal sector exportador del país con ingresos de 3.614 millones de dólares en 2021. El Banco Mundial ha elegido a Uruguay para estrenar este mecanismo innovador por ser “un ejemplo en la región” con “una buena institucionalidad y políticas públicas afines a la sostenibilidad”, declaró a la AFP Francis Fragano, gerente del proyecto. La idea, dice, es que sirva de “piloto” para ver si se puede aplicar a otros países, y “ya hay un interés” de algunas naciones africanas, así como de Paraguay, Perú, Colombia o Filipinas.

Lea también: Familia celebra cumpleaños de niña presuntamente rehén de Hamás

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario