Israel bombardeó con fuerza la Franja de Gaza en la noche del sábado al domingo, tras haber anunciado que intensificaría sus ataques en vista a una incursión terrestre, dos semanas después de una guerra desencadenada por una ofensiva sin precedentes del movimiento islamista palestino Hamás en su suelo.

Estados Unidos anunció por su parte que reforzaba su dispositivo militar en la región para evitar una conflagración generalizada.

Según Hamás, que gobierna la Franja de Gaza, al menos 80 personas murieron en el enclave en la noche del sábado al domingo.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

La ciudad de Rafah, cerca de la frontera con Egipto en el sur, fue uno de los objetivos de los bombardeos, y también se observaron nubes de humo sobre Gaza (norte), según periodistas de la AFP.

“A partir de hoy, intensificaremos nuestros ataques” sobre la Franja de Gaza, con el objetivo de “reducir los riesgos para nuestras fuerzas en las próximas etapas” del conflicto, advirtió el sábado el portavoz del ejército israelí, el general Daniel Hagari.

Tras el ataque de Hamás del 7 de octubre, Israel prometió “aniquilar” al movimiento islamista palestino.

“Vamos a entrar en Gaza, lo vamos a hacer con un objetivo operativo, destruir las infraestructuras y a los terroristas de Hamás, y lo vamos a hacer con profesionalidad”, declaró también el sábado el jefe del Estado Mayor israelí, el general Herzi Halevi.

Según las autoridades israelíes, más de 1.400 personas murieron en Israel desde el 7 de octubre, la mayoría civiles que fueron baleados, quemados vivos o mutilados ese mismo días por los combatientes de Hamás.

Dentro de la Franja de Gaza, unos 4.385 palestinos, en su mayoría civiles, murieron en los incesantes bombardeos israelíes efectuados en represalia desde hace dos semanas, según el ministerio de Salud de Hamás.

El ejército israelí ha concentrado decenas de miles de soldados en las fronteras de este estrecho territorio donde viven hacinados 2,4 millones de palestinos.

Una operación terrestre en este enclave superpoblado, plagado de trampas y túneles, y frente a combatientes de Hamás curtidos en batalla que aún retienen a más de 200 rehenes israelíes y extranjeros, será sin duda peligrosa.

“Gaza es compleja, densamente poblada, el enemigo está preparando muchas cosas, pero nosotros también nos estamos preparando para ellos”, advirtió el general Halevi. “Y tendremos presentes las fotografías y las imágenes, así como los muertos de hace dos semanas”, añadió.

Dejanos tu comentario