El museo del Louvre de París, el más grande del mundo, cerró a mediodía de este sábado de manera excepcional “por razones de seguridad”, en un contexto de nivel de alerta elevado en Francia tras un ataque islamista en el norte del país. “El Louvre recibió un mensaje escrito informando de un riesgo para el museo y sus visitantes” y “elegimos evacuarlo y cerrarlo todo el día, el tiempo indispensable para proceder a la verificación”, precisó un portavoz del centro cultural a la AFP tras el anuncio de cierre en la red social X (antigua Twitter).

Francia decidió la noche del viernes elevar el nivel de alerta a “emergencia atentado”, el más alto, que permite la movilización excepcional de medios, después de que un joven radical asesinara a un profesor en un centro educativo de de Arras, al norte del país. Este acto fue calificado de “terrorismo islamista” por el presidente de la República, Emmanuel Macron.

Por este motivo, el Elíseo anunció el sábado el despliegue de 7.000 militares en todo el territorio. Estos soldados “estarán desplegados hasta la noche del lunes y hasta nueva orden”, precisó el Elíseo, en un contexto marcado por los temores a que el conflicto entre Hamás e Israel afecte a Francia. El Louvre indicó que se devolverán las entradas a las que personas que hayan reservado su visita al museo.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea más: Eclipse mostrará un “anillo de fuego”

Matan a profesor a cuchilladas

Un hombre armado con un cuchillo mató este viernes a un profesor en un liceo de Arras (norte de Francia), en un ataque que la justicia investiga como terrorista y que el gobierno vincula al conflicto en Oriente Medio. “Según nuestras informaciones, hay sin duda un vínculo entre lo que pasó en Oriente Medio y la decisión de atacar”, aseguró el ministro del Interior, Gérald Darmanin, en una entrevista por la noche en la cadena TF1.

Los hechos se produjeron en la mañana en el liceo Gambetta de la ciudad. Videos que circulan en las redes sociales muestran a un hombre joven, vestido con un pantalón negro y una chaqueta gris, visiblemente armado, peleando con varios adultos en el patio, antes de dirigirse hacia la salida del centro.

Según la prefectura de la zona, el atacante, que fue detenido, gritó “Allah Akbar”, una expresión formal de fe utilizada por los musulmanes y usada por los autores de los ataques yihadistas que sacudieron en la última década Francia. El autor del ataque, Mohammed Mogouchkov --ruso de origen checheno, de unos 20 años--, estaba fichado en el registro de seguridad nacional y habría llegado a Francia en 2008, según las primeras informaciones policiales.

El servicio de inteligencia interior DGSI lo vigilaba “activamente” desde el verano boreal, pero las escuchas de los últimos días no revelaron que se preparara para pasar al acto, según una fuente de esta dirección. La Fiscalía Antiterrorista (Pnat) anunció la apertura de una investigación por asesinato e intento de asesinatos en relación con una acción terrorista, entre otros. Ocho personas, entre ellas varios miembros de su familia, fueron detenidas. Uno de sus hermanos ya estaba en prisión desde 2019, por su implicación en un proyecto de atentado frustrado, según la fuente de la DGSI.

“Nos atrincheramos”

El fiscal antiterrorista, Jean-François Ricard, indicó que tres personas resultaron heridas: otro profesor y dos trabajadores del centro, pero que ningún alumno resultó herido. Dominique Bernard, el profesor de francés asesinado, “salvó sin dudas muchas vidas”, aseguró el presidente Emmanuel Macron, quien viajó rápidamente al lugar de los hechos.

Los alumnos fueron confinados temporalmente en el centro, acordonado por las fuerzas de seguridad y los socorristas, antes de reunirse con sus padres que esperaban en el exterior, constató un periodista de AFP. Dos sindicatos educativos, Snes-FSU y SE Unsa, afirmaron a AFP que el atacante era un “antiguo alumno” de este centro de unos 1.500 estudiantes.

Un profesor de filosofía que presenció el ataque, Martin Dousseau, describió a AFP un movimiento de pánico durante una pausa entre clases, cuando los alumnos se encontraron frente al hombre armado. “Quise bajar para intervenir. Se giró hacia mí, me persiguió y me preguntó si era profesor de Geografía e Historia”, indicó el hombre. “Nos atrincheramos, luego llegó la policía y lo inmovilizó”, agregó. Otro hombre fichado por “radicalización” y armado con un cuchillo de cocina fue detenido también este viernes cerca de un liceo en Limay, al noroeste de París, indicaron a AFP fuentes judiciales y policiales.

Lea también: Manaos se ahoga con nube tóxica de incendios

Nivel de alerta aumentado

Estos hechos se producen casi tres años después del asesinato el 16 de octubre de 2020 en Conflans-Sainte-Honorine, al noroeste de París, del profesor Samuel Paty, de 47 años, apuñalado y decapitado por un refugiado ruso de origen checheno por haber mostrado en clase caricaturas de Mahoma durante un curso sobre libertad de expresión. El autor del crimen, Abdoullakh Anzorov, fue abatido por la policía. “Casi tres años después del asesinato de Samuel Paty, la barbarie del terrorismo islamista golpea de nuevo una escuela”, lamentó el presidente francés.

Y llegan además en un contexto tenso en Francia, donde vive la tercera mayor comunidad judía del mundo (después de la Israel y Estados Unidos), debido a la guerra que se desató tras la letal ofensiva llevada a cabo el sábado pasado por el movimiento islamista Hamás contra Israel desde la franja de Gaza. Las autoridades francesas aumentaron este viernes el nivel de alerta, que pasó de “riesgo atentado” a “emergencia atentado”, lo que permite una mayor movilización de medios, aunque Darmanin precisó que “no hay una amenaza clara”.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario