Panamá se convirtió este jueves pasado en el primer país de América Latina en adherirse a la Convención del Agua de la ONU, que promueve el uso sostenible de los recursos hídricos transfronterizos. En América Latina, República Dominicana, El Salvador, Costa Rica, Paraguay y Uruguay están en proceso de adhesión a dicha convención que actualmente cuenta con 51 países, la mayoría europeos, aunque también algunos africanos.

Se trata de “un compromiso crucial que reafirma nuestro liderazgo como país azul y verde a nivel mundial”, dijo la canciller panameña, Janaína Tewaney Mencomo, quien presentó el documento firmado por el presidente Laurentino Cortizo al servicio jurídico de la ONU en Nueva York en una breve ceremonia.

La ministra espera que países como Costa Rica y Colombia, con los que comparte cuencas fluviales, puedan sumarse a la Convención sobre la Protección y Utilización de los Cursos de Agua Transfronterizos y de los Lagos Internacionales (Convención del Agua).

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea más: Detectan contaminación de la histórica laguna Punta Porã de Pedro Juan Caballero

Con algo más de 4 millones de habitantes, el país centroamericano tiene aproximadamente 33.000 metros cúbicos de agua dulce per cápita disponible, casi seis veces la media mundial, y depende principalmente de los recursos hídricos superficiales. La superficie total de las cuencas fluviales transfronterizas representa aproximadamente el 25 % del territorio nacional.

Para el país, la principal cuenca fluvial transfronteriza es la del Sixaola, situada en la región fronteriza con Costa Rica, que alberga una importante biodiversidad y actividades agrícolas, y tiene importancia cultural por la presencia de pueblos indígenas y poblaciones afrocaribeñas.

Lea también: El Niño traerá más fenómenos meteorológicos extremos

Se espera que la Convención del Agua ayude a establecer sistemas de seguimiento e intercambio de datos sobre la calidad, cantidad y uso del agua en esta cuenca en la que ya trabajan conjuntamente a través de una Comisión Binacional.

Además, que apoye la cooperación entre Panamá y Colombia, aumentando la capacidad para una gobernanza eficaz del agua y la confianza, basada en derechos claros. Según la ONU, 153 países de todo el mundo comparten ríos, lagos y recursos de aguas subterráneas.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario