El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, reiteró su “inquebrantable” apoyo a Ucrania durante una visita sorpresa el lunes a Kiev, en la que prometió nuevas entregas de armamento a los ucranianos, a pocos días del primer aniversario de la invasión rusa.

“Anunciaré una nueva entrega de equipos esenciales, especialmente munición de artillería, sistemas antitanque y radares de vigilancia aérea”, aseguró el presidente, citado en un comunicado de la Casa Blanca. En una rueda de prensa junto al presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, Biden dijo que entregará 500 millones de dólares de ayuda suplementaria, y que los detalles serán anunciados en los próximos días.

Las sirenas antiaéreas resonaron en la capital ucraniana mientras el presidente estadounidense salía de una iglesia en compañía de Zelenski, constataron periodistas de la AFP. El presidente de Ucrania aseguró en redes sociales que la visita era “una señal extremadamente importante de apoyo a todos los ucranianos”. “Creo que es fundamental que no haya ninguna duda del apoyo de Estados Unidos a Ucrania”, subrayó Biden.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Kiev necesita de forma acuciante munición de largo alcance para su artillería y de carros de combate para hacer frente a una nueva ofensiva rusa, así como para recuperar los territorios ocupados por Moscú en el este y en el sur del país. Los nuevos envíos de armamento prometidos por Biden son “una señal sin equívoco” de que Rusia no tiene “ninguna oportunidad”, declaró Zelenski.

China niega envíos a Rusia

China tachó el lunes de “falsas” las afirmaciones del jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Antony Blinken, de que Pekín está considerando enviar armas a Rusia para ayudarla en la guerra contra Ucrania. “Es Estados Unidos y no China quien está enviando constantemente armas al campo de batalla”, dijo el portavoz de la diplomacia de China, Wang Wenbin, al ser interrogado por las declaraciones de Estados Unidos.

El vocero llamó a Estados Unidos a “reflexionar de forma seria sobre sus propias acciones y a realizar más esfuerzos con el objetivo de calmar la situación, promover la paz y el diálogo, y dejar de culpar a otros y de propagar información falsa”.

“La posición de China sobre la cuestión de Ucrania se puede resumir en una frase: alentar la paz y promover el diálogo”, insistió en una conferencia de prensa periódica. Durante la Conferencia de Seguridad de Múnich celebrada la semana pasada en Alemania, Blinken ya lanzó advertencias de China sobre las “consecuencias” de dar ayuda a Rusia en la guerra contra Ucrania.

Blinken se reunió con su homólogo chino, Wang Yi, en Múnich, un intercambio que la diplomacia estadounidense describió como “franco y directo”. El secretario de Estado estadounidense le advirtió sobre las “implicaciones y consecuencias” para China si se descubre que está brindando “apoyo material” a Rusia en Ucrania o ayudándola a evadir las sanciones occidentales por su invasión, indicó el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, al informar sobre la entrevista bilateral.

El domingo Blinken dijo en una entrevista a la cadena CBS que existe una “preocupación” de que China está considerando enviar “apoyo letal” a Rusia para la ofensiva en Ucrania. El jefe de la diplomacia de Estados Unidos advirtió que esto causaría un “problema grave”. El sábado la vicepresidente de Estados Unidos, Kamala Harris, también cuestionó en el encuentro en Múnich la neutralidad de China. Estados Unidos ha reiterado sus advertencias a China de no dar apoyo a Rusia para la guerra con Ucrania, que se extiende desde hace casi un año.

En declaraciones a la cadena ABC el domingo, Blinken enfatizó que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, había advertido a su homólogo chino, Xi Jinping, ya en marzo pasado, que no enviara armas a Rusia. Desde entonces, “China ha sido cuidadosa de no cruzar esa línea”, dijo una fuente del gobierno estadounidense.

UE lanza advertencia

El portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores chino dijo que su país no va a aceptar que “Estados Unidos señale con el dedo las relaciones entre China y Rusia, y mucho menos que ejerza coerción y presión”. El vocero de la diplomacia china acusó además a Estados Unidos de “difundir información falsa”.

Por su parte, Unión Europea (UE) advirtió a China que un eventual suministro de armas a Rusia para su utilización en Ucrania es una “línea roja” para las relaciones entre el bloque. Las acusaciones de Blinken coinciden con un periodo de tensión en el vínculo bilateral con Pekín después de que Estados Unidos derribó un globo chino que según Washington era un aparato espía. Pekín sostiene que el aparato tenía fines civiles y era un globo meteorológico que se desvió de su curso y entró al espacio aéreo estadounidense.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario