Alemania confiscó oficialmente el jueves el yate más grande del mundo, propiedad del oligarca ruso Alisher Usmanov, en el marco de las sanciones contra Moscú por la guerra en Ucrania, según una fuente policial.

El yate “Dilbar”, de 156 metros de eslora y un valor estimado en unos 600 millones de dólares (según la revista Forbes) estaba siendo reparado en Hamburgo desde octubre de 2021. Las aduanas alemanas llevaban varias semanas investigando a su propietario ya que este se escondía detrás de sociedades en paraísos fiscales.

Lea también: Guerra en Ucrania e inflación frenarán el crecimiento mundial en 2022 y 2023, alerta jefa de FMI

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Pero “tras largas investigaciones”, la policía judicial alemana logró identificar a su dueño, la hermana de Alisher Usmanov, Gulbajor Ismailova, que también estaba en el punto de mira de las sanciones europeas.

Su hermano, de 68 años, figuró en 2021 como la sexta persona más rica del Reino Unido, según el Sunday Times. Decenas de yates de oligarcas rusos fueron decomisados a raíz de las sanciones occidentales.

Lea también: Militares rusos fusilaron a siete personas en un pueblo de Ucrania

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario