Sharon Graham fue elegida el miércoles secretaria general de Unite, uno de los sindicatos más poderosos del Reino Unido, convirtiéndose en la primera mujer que ocupa ese cargo. Graham se impuso ante los dos candidatos masculinos, anunció en un comunicado este sindicato que cuenta con 1,2 millones de adherentes.

A partir del jueves, sustituirá a Len McCluskey, que dirigía el sindicato desde 2010 y era cercano al exlíder laborista Jeremy Corbyn. Nacida en Londres, Graham, que empezó a trabajar a los 16 años como camarera y organizó su primera huelga a los 17 años para conseguir una mejora salarial, ha estado hasta ahora al frente de la rama de Unite encargada de las relaciones con los empresarios “hostiles”.

Lea más: Pentavacunado en Brasil mezcló Pfizer, Coronavac y Astrazeneca

Ha participado en recientes conflictos laborales en British Airways y militó para imponer sus sindicatos al gigante de la venta en línea Amazon. “Como secretaria general, pondré toda la fuerza de nuestro sindicato en la defensa de los puestos de trabajo, la mejora de los trabajadores y la protección de los derechos”, prometió.

Antes de la elección, ya se había cuidado de señalar que no formaba parte de ninguna facción del sindicato ni del Partido Laborista. Su victoria se interpretó por lo tanto como una buena noticia para el líder centrista de los laboristas, Keir Starmer, muy criticado por el ala más izquierdista de su partido, fiel a Corbyn y cercana a los sindicatos.

Lea más: Guatemala registra primer caso de la variante lambda

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario

23H

¿En qué condiciones cree que se encuentra la economía del país actualmente?

Click para votar