El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo este lunes pasado que no descarta que haya juicios contra exmandatarios del país pese a la pobre participación en un referéndum para decidir si se les procesa judicialmente.

“Esto no descarta la posibilidad de que haya juicios, la autoridad tiene en todo momento el derecho de actuar cuando se trata de asuntos judiciales siempre y cuando haya pruebas y elementos”, afirmó el mandatario. Las normas de la consulta, realizada el domingo, exigen que la participación sea de al menos un 40% del padrón electoral para que la decisión sea vinculante.

Lea más: La bajante histórica del río Paraná

Pero a la votación acudieron solo 7,1% de los 93,6 millones de electores, equivalente a 6,6 millones, según el conteo final del Instituto Nacional Electoral (INE). “De todas maneras es importante”, subrayó López Obrador, quien consideró “un triunfo” la participación alcanzada.

Según las cifras del INE, votaron por el “sí” el 97,7% de los electores, mientras que el “no” registró un apoyo de 1,54%. El 0,73% anuló su voto. En México, los exgobernantes pueden ser juzgados como cualquier ciudadano ya que pierden el fuero al dejar el poder. Actualmente, los expresidentes contra quienes apuntaba el referéndum no enfrentan investigaciones. Se trata de Carlos Salinas (1988-1994), Ernesto Zedillo (1994-2000), Vicente Fox (2000-2006), Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018).

López Obrador aseveró que “lo importante es que se echó a andar un proceso democrático para que nadie se sienta intocable, absoluto”. Añadió que la votación fue “un buen inicio” de cara a un próximo referéndum previsto para marzo de 2022 donde se consultará si López Obrador debe continuar siendo presidente de México o renunciar al cargo.

Lea más: “Estamos entendiendo esa necesidad de amigarnos con el medioambiente”

“En la próxima van a participar muchos más ciudadanos y esta práctica se va ir convirtiendo en un hábito, en una cultura”, añadió el presidente izquierdista. López Obrador criticó, no obstante, el papel del INE como organizador de la consulta, el cual alegó falta de presupuesto para su adecuada realización y promoción.

“No es un asunto de presupuesto, es un asunto de voluntad (...) ellos no tenían entusiasmo por esta consulta y no han tenido entusiasmo por la democracia”, afirmó. Dijo que espera que los legisladores mexicanos puedan reducir la cuota de participación del 40% o modificar las normas para definir la fecha de celebración de los referéndums. Analistas dijeron a la AFP que el saldo de la consulta demuestra que era innecesaria para saber que la gente quiere que se castigue a la corrupción.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar