Las personas no vacunadas contra el COVID-19 podrían enfrentarse a nuevas restricciones si los contagios siguen aumentando en Alemania, dijo el domingo el jefe de gabinete de la canciller Angela Merkel, Helge Braun.

“Las personas vacunadas tendrán definitivamente más libertad que las no vacunadas”, dijo Braun al periódico Bild am Sonntag. Por el momento los alemanes pueden acudir a restaurantes, cines y recintos deportivos si están totalmente vacunados o pueden presentar un test negativo reciente.

Te puede interesar: Madrid recauda 1.000 millones de euros con la concesión de 5G

Pero si las tasas de infección siguen aumentando, las personas no vacunadas tendrán que reducir también sus contactos, dijo Braun. “Esto podría significar que la visita a lugares como restaurantes, cines y estadios ya no sería posible ni siquiera para las personas no vacunadas que se hayan sometido a pruebas, porque el riesgo es demasiado alto”, indicó.

Según Braun, el país tiene el deber de proteger la salud de las personas. “Esto incluye un servicio sanitario que no tenga que volver a posponer las operaciones de cáncer y de articulaciones en invierno para tratar a los pacientes de COVID”.

Alemania está registrando unas cifras de infección bajas en comparación con sus vecinos europeos, pero los casos han ido en aumento en las últimas dos semanas, alimentados por la variante Delta.

Lea también: Colombia detecta variante delta tras enfrentar la ola más mortífera de la pandemia

La semana pasada, Merkel se mostró preocupada por la “dinámica clara y preocupante” del aumento de casos, e instó al mayor número posible de alemanes a vacunarse. Hasta el domingo, el 60,8% de los alemanes había recibido una inyección, y el 49,1% estaba totalmente vacunado.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar