Francia y Bélgica reabrieron el miércoles el interior de restaurantes y Estados Unidos suaviza las restricciones de viaje, señales de que el avance de la vacunación permite un lento retorno a la normalidad, aunque en otros países, como Brasil o Argentina, el COVID-19 no cede.

En América Latina, donde el virus ya se cobró más de 1,18 millones de vidas y provocó más de 34 millones de infecciones, Argentina superó los cuatro millones de contagios. En Brasil, la pandemia mantiene en la cuerda floja el inicio el domingo de la Copa América de fútbol y el Tribunal Supremo de este país examinará el jueves dos pedidos que piden que el evento deportivo no se celebre por el riesgo sanitario que conlleva.

Lea más: Hospital de EEUU es demandado por personal que no se quiere vacunar

Brasil fue elegido sorprendentemente la semana pasada sede de este torneo, después de que los países que iban a ser sede, Argentina y Colombia, se dieran de baja. El primero por la situación sanitaria y el segundo por un estallido social que ha dejado decenas de muertos.

Las más de 476.000 muertes por COVID en Brasil solo se ven superadas en el mundo por Estados Unidos. El gigante sudamericano fue el país con más fallecidos en las últimas 24 horas (2.378), seguido de India (2.219) y Argentina (721).

En todo el mundo han muerto ya más de 3,75 millones de personas por COVID-19, según cifras oficiales. El retroceso del virus permite retomar actividades impensables hace tan solo algunos meses o semanas. Placeres en ocasiones tan cotidianos como estar en la barra de un bar.

Lea más: Vicepresidenta Harris dice que visitará frontera de EEUU y México

“Es agradable tomar un café dentro. La vida normal se reanuda poco a poco”, decía este miércoles Hammou Mraoui, en el bar de una estación de los suburbios de París. “Es raro oír a la gente decir ‘Un café para tomar aquí, por favor’, pero es un gran alivio”, reconocía Christophe Guedes, el propietario.

Desde este miércoles, cafés y restaurantes pueden abrir sus interiores en Bélgica y en Francia, donde también se levantaron las restricciones para practicar deporte en gimnasios o nadar en piscinas cubiertas y se retrasó el toque de queda de las 21:00 a las 23:00.

Turismo y conciertos en EEUU

En paralelo a la apertura interna, los países buscan también la forma de reactivar un sector clave como el turismo, de los más castigados por las restricciones sanitarias. En un movimiento clave en este sentido, el Parlamento europeo dio luz verde al certificado digital sobre COVID que debe ponerse en marcha antes del 1 de julio para facilitar los viajes dentro de la Unión Europea.

Y Estados Unidos suavizó el nivel de advertencia de viaje por la pandemia a decenas de países, entre ellos gran parte de Europa, Canadá, México y Japón, sede de los Juegos Olímpicos este verano boreal. Cerca de 60 países a los que se les había aplicado la advertencia máxima de nivel 4 (“no ir allí”) vuelven al nivel 3 (“evitar ir allí si es posible”), anunció la diplomacia estadounidense en un comunicado. Otra veintena de Estados bajan un escalón hasta los niveles 2 o 1.

Lea más: Un gesto para aplaudir: la Albirroja destacó la lucha de los héroes de blanco

Símbolo de un país que retoma el pulso, Nueva York recuperará en junio su agenda musical: Bruce Springsteen reanudará su espectáculo en Broadway y los Foo Fighters actuarán en el Madison Square Garden, el primer macroconcierto en este emblemático recinto desde el inicio de la pandemia.

Aun así, la exitosa campaña de vacunación estadounidense se ha ralentizado y las reticencias de algunos de sus ciudadanos a inmunizarse ponen en peligro el objetivo del presidente Joe Biden de que un 70% de la población haya recibido al menos una dosis para el 4 de julio.

Ciudades menos agradables

El optimismo traído por las vacunas a Europa no esconde que el continente haya sido uno de los más castigados por el virus, especialmente en la primera ola. Esto se refleja en la clasificación anual de las mejores ciudades para vivir, publicado por el semanario The Economist, con una caída de las urbes europeas en el ránking y una subida de las de Australia, Japón o Nueva Zelanda, donde se contuvo mejor el virus.

La neozelandesa Auckland encabeza la clasificación, seguida por Osaka en Japón, Adelaida en Australia, Tokio y Wellington, la capital neozelandesa. Viena, líder de este ránking entre 2018 y 2020, cayó al puesto 12. Y si bien la situación mejora, Europa tampoco puede cantar victoria como recuerdan los casos positivos de COVID aparecidos en las selecciones de fútbol española y sueca, que enturbian el inicio de la Eurocopa en apenas dos días.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar