Una persona murió y otras cuatro se encuentran hospitalizadas en Irak tras sufrir mucormicosis, anunció este martes una fuente del área sanitaria, explicando que contrajeron esta enfermedad conocida como “hongo negro” tras padecer COVID-19.

“Un religioso de 51 años murió y otras cuatro personas están siendo actualmente tratadas en el hospital, todas ellas infectadas por el ‘hongo negro’, consecuencia del COVID”, señaló esta fuente de Nasiriya (sur de Irak).

Lea más: Qmbia Juan la serie: una ficción nacional sobre el camino de la música

El portavoz del ministerio de Salud en Bagdad, Saif al Badr, confirmó a la AFP la muerte y las internaciones, sin brindar más detalles. Irak ha registrado más de 1,2 millones de casos de contagios por COVID-19, enfermedad que ha provocado 16.375 muertes en el país.

La mucormicosis es una infección micótica que puede ser fatal para algunos pacientes. Afecta a los senos paranasales, al cerebro, los pulmones y los ojos. Para los especialistas, esta rápida propagación de la infección micótica es atribuida en gran medida a la utilización descontrolada de corticosteroides en el tratamiento de pacientes con coronavirus.

Lea más: Tierra Adentro lleva su sonido a toda Latinoamérica, junto a Nacho y Felipe Peláez

El uso exagerado de estos medicamentos o su consumo por personas cuyo sistema inmunológico se encuentra debilitado por la enfermedad, aumenta el riesgo de infección por este hongo.

Además, los especialistas señalan ciertas causas ambientales que favorecen la proliferación del ‘hongo negro’ y la multiplicación de contagios, como el agua contaminada en los tubos de oxígeno o en los humidificadores.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar