El ministerio israelí de Defensa indicó el lunes que los planes de reconstrucción de la Franja de Gaza, asolada por una nueva guerra, tienen que pasar por un sistema internacional que evite al movimiento islamista Hamás y beneficie directamente a la población.

El ejército israelí acusa a menudo a Hamás de desviar la ayuda internacional destinada a la Franja, pobre y aislada por un bloqueo israelí en vigor desde hace 15 años, y dedicarla a fines militares, por ejemplo, la fabricación de cohetes.

Lea más: Blinken reafirma la solución de dos Estados antes de viajar a Oriente Medio

“Para lograr los objetivos de rehabilitar Gaza sin que ello represente una amenaza para Israel, el pueblo de Gaza o la región, los esfuerzos de reconstrucción tendrán que implicar a un amplio abanico de actores”, dijo a la AFP un responsable del ministerio de Defensa, que no quiso revelar su identidad.

El ministerio, dirigido por el exjefe de Estado mayor del ejército, Benny Gantz, pide por ejemplo una mayor “implicación de la Autoridad Palestina (del presidente Mahmud Abas, con sede en Cisjordania) para evitar que los recursos de Hamás aumenten y se pueda llegar directamente a la población” de Gaza.

Según este responsable, la financiación y la organización de la reconstrucción deben pasar por la creación de un mecanismo que implique a los principales actores, entre ellos Estados Unidos y Europa”, pero también actores regionales como los países del Golfo, Egipto, mediador tradicional entre Hamás e Israel, y Jordania.

Lea más: Europa fijará lista de entrada sin restricciones para no europeos

Gaza está gobernada desde 2007 por Hamás. El enclave, donde viven casi dos millones de personas muy afectadas por la pobreza y el aislamiento, ha sufrido cuatro guerras entre Israel y Hamás desde 2008.

Una tregua en vigor desde el viernes puso fin a 11 días de violentos bombardeos que dejaron más de 200 muertos en Gaza. En el lado israelí, los cohetes disparados por Hamás desde la Franja mataron a 12 personas. Ahora, los esfuerzos diplomáticos se concentran en la reconstrucción y en rebajar la tensión.

El sábado, el presidente estadounidense Joe Biden anunció su intención de dedicar una ayuda financiera importante para “reconstruir Gaza” pero sin dar a Hamás “la oportunidad de recuperar su sistema de armas”. El martes, el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, llega a la región para reunirse con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y el presidente de la Autoridad Palestina sobre este tema.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar