Taiwán decretó el sábado medidas de distancia social más estrictas en la capital y sus alrededores, tras un repunte de casos de COVID-19, en un país que hasta ahora se había visto poco impactado por la pandemia.

Las autoridades subieron el nivel de alerta en Taipéi y Nueva Taipéi, después de la confirmación de 180 nuevos casos de coronavirus, frente a 29 la víspera. Con estas nuevas restricciones no estará autorizado que se reúnan más de cinco personas en el interior y 10 en el exterior.

Lea más: Hace 40 años, Mehmet Ali Agca disparó contra Juan Pablo II

Estas medidas tienen lugar un día después de que las autoridades decidieran cerrar hasta nuevo aviso los lugares de ocio: bares, discotecas, karaokes, saunas, cafés internet... También están cerradas las bibliotecas y los centros de deporte. Permanecen abiertas, en cambio, las escuelas y la mayor parte de las empresas, siempre y cuando se respeten las consignas sanitarias.

“En los próximos días, estaremos atentos a la evolución de la epidemia y adaptaremos (los cierres) en consecuencia”, declaró el ministro de Salud, Chen Shih-chung. Hasta la fecha, Taiwán registró 1.500 casos de coronavirus y 12 fallecidos, y fue una de los pocos países industrializados cuya economía creció el año pasado.

Lea más: Taylor Swift será la primera mujer en recibir el premio “Global Icon”

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar