El presidente argentino, Alberto Fernández, anunció este miércoles una extensión de la prohibición a la circulación nocturna, una restricción del horario comercial y el cierre de las escuelas en el área metropolitana de Buenos Aires, en un endurecimiento de las medidas para frenar los contagios de COVID-19.

A partir del viernes, el toque de queda regirá entre las 20H00 y las 06h00 locales, el horario comercial se limitará a diez horas entre las 09H00 y las 19H00, y los estudiantes capitalinos volverán a la modalidad virtual de clases por un periodo de dos semanas, anunció Fernández en un momento en que las infecciones están disparadas, con casi cinco veces más casos diarios nuevos con respecto a hace un mes.

Mirá también: Vacunados vip en el Este: de los 145 inmunizados, 110 son los privilegiados

Un nuevo récord de 27.001 contagios de COVID-19 en las últimas 24 horas hizo sonar las alarmas en Argentina, cuyo gobierno comenzó a analizar el martes nuevas medidas y restricciones de urgencia. Los casos desde que el inicio de la pandemia llegaron a 2.579.000, con 217 fallecimientos en un sólo día y un acumulado de 58.174 muertes.

“Estamos ante un gran aumento en la velocidad de transmisión del virus con la aparición de nuevas variantes”, dijo a la prensa Analía Rearte, vicepresidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología, tras una reunión de expertos con altos funcionarios del gobierno del presidente Alberto Fernández, convocados de urgencia.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar