Un joven de 21 años, que participaba en una fiesta en un hotel de Amberes (norte de Bélgica) en violación de las reglas de confinamiento, murió cuando intentaba escapar de la policía en la madrugada del domingo, indicó la Fiscalía.

Las fuerzas del orden, que recibieron varios avisos por el ruido, se desplazaron hacia las 4:00 de la madrugada al lugar donde se estaba celebrado la fiesta. Las ocho personas presentes, entre ellas la víctima, intentaron esconderse, según el Ministerio Público de Amberes.

Según los primeros elementos de la investigación, el joven de 21 años murió tras caer desde una cuarta planta cuando intentaba, al parecer, escapar de la policía por la ventana de una habitación, indicó un vocero de la Fiscalía a la AFP.

Lea también: Francisco celebra una misa sobre la “misericordia” con presos y refugiados

Las reuniones de más de cuatro personas fuera del domicilio están prohibidas en Bélgica por las medidas para luchar contra la pandemia del COVID-19.

En otro barrio de la ciudad, una mujer se lesionó el hombro el sábado al saltar por una ventana para escapar de la policía durante una fiesta a la que asistían 16 personas.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar